Siete Caminos hacia el Caos Financiero (1ra. Parte)

  

 

  1. Nunca establezcas una meta de ahorro ¿para que limitarse? Solamente proponte ahorrar y hazlo conforme puedas, no tiene tampoco que ser constante, ve guardando lo que te sobre y algún día tendrás tu ahorro.

 

  1. Haz de tu propósito tu secreto. No lo comuniques a tu familia, a ellos no les interesa ayudarte ni ser parte de un proyecto de vida. Seguramente tampoco tendrían buenas ideas que aportar ni serían de mucha ayuda. El ahorro familiar es tu misión secreta.

 

 

  1. Dale a tus hijos todo lo que pidan. No permitas que sus amigos tengan mejores juguetes vacaciones o ropa. Acostúmbralos a que siempre se les cumplen sus antojos. No te atrevas a hablar con ellos acerca de tu verdadera situación económica, quizá lo entenderían pero ¿y si se trauman?

 

  1. Consiéntete. De ninguna manera bajes tu nivel de consumo. Si tus amigos o vecinos compran un nuevo auto, compra tú uno mejor. Sigue el nivel de vida de los demás y vive anticipando lo que otros puedan pensar de ti. Recuerda que la opinión de terceros siempre valdrá más que la propia.