Familias Financieramente Inteligentes (FFI)

Estoy escribiendo este post mientras planeo una sesión sobre Familias Financieramente Inteligentes (¡me gusta el título!) y la elaboración de un Plan Financiero Familiar. Me gustaría facilitar este taller haciendo un paralelo entre la estrategia familiar y la estrategia corporativa ya que ambas incluyen comunicación, establecimiento de metas, revisión de los avances, corrección y actualización.

A simple vista el asunto de la comunicación parecería obvio. Pero, tal como he escrito anteriormente, el tema financiero puede ser, si no tabú, al menos si muy complicado entre la pareja y aún más si se incluye a los hijos, a quienes tratamos de proteger ocultándoles (no siempre con éxito) en que estado se encuentran las finanzas familiares.

Sin pretender que el tema de dinero sea prioridad para la familia, creo que poner en orden este aspecto puede ser un buen punto de partida por la emocionalidad que representa.

Aún cuando la situación pudiese no ser mala y simplemente se tome la decisión de modificar hábitos de consumo y ahorro, cualquiera que sea el objetivo final, frecuentemente observo que el plan financiero de la familia se convierte en cruzada de un soldado/amazona solitario.

Recuerdo un taller que facilité en donde una de las asistentes, cuyos hijos calificaban como “coda” y “obsesiva” se quejaba de lo difícil que le resultaba ahorrar y controlar los gastos de casa. Al preguntarle si su familia estaba al tanto de los montos que se gastaban en energía eléctrica, gasolinas y despensa su respuesta fue ¿para qué van a querer saber? Y, como sucede frecuentemente, ella misma se respondió algo así como “esa es la razón por la que piensan que solo ando molestando, no saben lo gastados que estamos…”

Cualquiera que sea su edad, los hijos agradecen ser tomados en cuenta como parte de la familia. No se trata de transmitir enojo o preocupación, sino de explicarles los beneficios en el cambio de hábitos de la familia en la forma que sea adecuada a su nivel de comprensión. Si tienes hijos pequeños, recomiendo ampliamente ir a la sección infantil de la página de Condusef pues, mediante juegos y enlaces a otros sitios, proporciona la educación financiera que, desafortunadamente, ningún plan de estudios en nuestro país incluye :-(.

Hablemos ahora de la medición de resultados como otro componente de la comunicación familar. De no existir, además de no saber si las estrategias están funcionando, la motivación del equipo (familia) disminuirá. Si se establece como meta disminuir el monto del recibo de luz, por ejemplo, se debe informar que tanto se viene gastando y cuál es la meta. A medida que nos acercamos a la meta conviene agradecer los esfuerzos que la familia, tal como haría un director general festejando lo que se conoce como “metas intermedias”

Finalmente, recordemos también que los líderes exitosos toman en cuenta la retroalimentación constante de su equipo. No estará de más pedir a la familia ideas acerca de cómo pueden ahorrar más. Seguramente se recibirán ideas muy creativas, que a su vez mantengan a todos los miembros de la familia enfocados en convertirse en una Familia Financieramente Inteligente.

Puede no ser un camino fácil, pero el recorrido hacia la salud financiera puede estar lleno de satisfacción y crecimiento. Si decidimos recorrerlo en familia, será un momento de crecer juntos y apreder a valorarnos ¿no te parece?

2 comments for “Familias Financieramente Inteligentes (FFI)

  1. Live!
    mayo 20, 2009 at 3:45 PM

    Hola!
    Fíjate que yo hasta hace poco que estamos en “recesión” gracias a Dios por comprar un bien raíz que nos sacó un poquito de balance, y que tal vez fue apresurado, pero por lo menos no fue causado por deudas añejas o peor aún inestabilidad laboral; hice de conocimiento a mis retoños que debíamos ponernos las pilas y tratar de reducir gastos inncesarios, empezé a llevar un registro minucioso de gastos y explicar semanlmente cuanto nos habíamos gastado y lo que a parecer podíamos mejorar, creo que ha sido un buen ejercicio porque por lo menos el mayor de mis hijos, lo noto mucho más consciente y cooperador, creo firmemente que en la educación formal se debería de dar clases de primeros auxilios, ecología y educación financiera como materias obligatorias.
    Sigo soñnando…….

    Saludos….

  2. coachfinanciero
    mayo 20, 2009 at 4:52 PM

    Te felicito. Creo que es super importante ser conscientes de la necesidad de educar financieramente a nuestros hijos, es una de las mejores cosas que podemos dejarles además de que como familia es muy útil abrir canales de comunicación, hoy es el dinero y mañana serán otras cosas.

    Ojalá puedas leer es post donde escribo al respecto:
    http://coachingfinanciero.wordpress.com/2009/04/30/%c2%bfque-regalar-en-el-dia-del-nino/

    Gracias por dejar tu comentario 🙂

Comments are closed.