La crisis económica, la influenza y sus aprendizajes

Pequeña Miss Sunshine

Pequeña Miss Sunshine

Viendo anoche la película “Pequeña Miss Sunshine” (si aún no la has visto, te la recomiendo ampliamente) encontré un diálogo que me parece totalmente aplicable a la situación que estamos viviendo donde uno de los personajes postula que el sufrimiento es una excelente oportunidad de aprendizaje y nos convierte en una mejor versión de lo que somos.

Cada uno de nosotros somos capaces de encontrar lo que este “retiro espiritual” nos ha enseñado ¡No podrás negar que la clase de corte y confección para elaborar tus propios tapabocas que vimos en canal 11 durante el informativo sobre la influenza este fin de semana, cuenta como aprendizaje!

Hoy, más que en los últimos 13 años desde nuestra última crisis, las empresas se encuentran presionadas por elevar su productividad maximizando los recursos con los que cuentan y la reducción de costos es un tema prioritario. Antes de tomar la decisión de reducir costos eliminando puestos de trabajo hay un aprendizaje de este encierro que puede ser más que interesante para las empresas: el esquema de trabajo desde casa.

Dado que el costo de espacio para oficinas, energía eléctrica, servicios sanitarios y telefonía tiene un impacto directo sobre las utilidades de la empresa. Disminuir estos costos y eliminar el mal uso que algunos empleados dan a los recursos de la empresa al utilizarlos para su beneficio personal le puede dar a la empresa un mayor margen de maniobra para sobrellevar el impacto de la crisis económica. Por parte del empleado, el tener la posibilidad de trabajar desde casa le genera ahorros en tiempos de traslado, gasolina y comidas fuera; además de generar la opción de obtener ingresos adicionales vía otra actividad.

Este esquema se convierte entonces en un binomio ganar-ganar donde ambas partes obtienen beneficios de forma casi inmediata y se asegura tanto el empleo de uno como las utilidades de la otra. Se requiere eso si, de empleados responsables y puestos de trabajo con tareas y objetivos bien definidos pero bien dicen que las crisis son oportunidades para reconvertirse.

Si crees que este esquema puede funcionar para ti, deseas conservar tu trabajo y la empresa se puede beneficiar de este esquema, entonces no esperes a que la empresa lo proponga. En tiempos de crisis los empleados con iniciativa son muy apreciados, así que demuestra en estos días que puedes llevar a cabo tus labores sin necesidad de estar “de cuerpo presente” en la oficina, arma tu caso indicando ahorros y beneficios y recaba información de lugares donde este esquema ya esta en funcionamiento.

Las experiencias que estamos viviendo son grandes oportunidades para aprender y mejorar poniendo en práctica dichos aprendizajes. Finalizo con otra frase de la película “Perdedor no es quien pierde, sino quien no lo intenta”

¿Crees que podrías realizar tu trabajo desde casa? ¿Qué otra cosa has aprendido en estos días?

1 comment for “La crisis económica, la influenza y sus aprendizajes

  1. septiembre 21, 2010 at 3:53 PM

    a mi me paso que la empresa puso en practica mi plan y hace buena pasta y yo me quede igual. la proxima vez que tenga una idea buena intentare ponerla en practica yo mismo

Comments are closed.