¿Es momento de comprar el auto de tus sueños?

El desplome de los imperios automotrices ha lesionado la confianza de los consumidores a nivel mundial. No importan las muchas promesas que el CEO de GM México realice acerca de lo “blindada” que la empresa esta en nuestro país, lo cierto es que, en las agencias distribuidoras de ésta y otras marcas, los clientes brillan por su ausencia.

Sin embargo en la mente del consumidor pueden estar rondando dos palabras: “oportunidad” y “posibilidad”. Lo cierto es que los precios de automóviles han venido en descenso y cada vez parece más fácil obtener un crédito automotriz. También es probable que haya llegado el momento de adquirir un primer auto o cambiar el actual. Para aquellos que cuentan con algún ahorro tal vez exista la posibilidad de salir a conquistar las avenidas con un auto último modelo. Así que ¿es momento de comprar el auto de tus sueños?

Como proyecto de clase, pedí a mis alumnos de “Evaluación de Proyectos de Inversión” que acudieran a las diferentes agencias de la ciudad a buscar su auto ideal y evaluaran el comprarlo dando el mínimo requerido de enganche y pagando el resto en mensualidades vs. tomar el monto de la mensualidad calculada por el vendedor e invertir dicho monto en algún instrumento de corto plazo hasta ahorrar el 50% del precio de venta.

La finalidad del ejercicio era comparar alternativas posponiendo la compra y encontrar la cantidad que ahorrarían vía intereses así como el número de meses que tendrían que “reprimir” el deseo de manejar el auto soñado. Este es un ejemplo:

    Martha “soñó” con un Beetle de VW cuyo precio es de $244,621, a 60 meses con una mensualidad de $4,784. Encontró que si depositaba esa cantidad a un interés de 8% y ahorraba durante 13 meses (en otras palabras, se aguantaba las ganas del coche por poco más de un año) podría pagar el auto en 34 mensualidades (en lugar de 60) y ahorraría $62,190 pesos de intereses, ¡lo que representa una cuarta parte del coche!

Al entregar los resultados de la tarea, el 100% de mis alumnos eligieron posponer su compra una vez que calcularon el costo de “sucumbir” a la atractiva oferta del mínimo enganche. ¿Necesitas ser un experto(a) haciendo números para evaluar una compra a crédito? ¡De ninguna manera! Solo debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Algunas personas caen en la trampa de pensar que el dinero que tienen cubrirá un mayor porcentaje del valor del auto pero no toman en cuenta los costos ocultos (seguro, costo de apertura del crédito, alarmas adicionales, equipo no incluido, tenencia, etc.) que tendrán que pagar de contado haciendo con ésto que las mensualidades sean más altas. No conozco a nadie que se haya atrevido a decir “no, gracias” y terminan saliendo con un “super coche” pero también con una “super deuda”
  • Si la mensualidad que el vendedor te calcule te parece excesiva como ahorro, digamos que te dicen $5,000 pero no vas a comprar el auto sino a ahorrarlos y eso te parece una fortuna o sientes que no lo vas a poder ahorrar, entonces éste no es el momento de comprar el auto de tus sueños sino el de tus pesadillas. Tarde o temprano la “novedad” del coche va a pasar y tú vas a terminar ahorcado con la deuda.
  • Regla de Oro: A mayor plazo, mayor interés. Mientras más te tardes en liquidar el coche, mayor será la cantidad de dinero que estarás tirando prácticamente a la basura.
  • Así como los autos tienen bolsas de aire para minimizar las lesiones en caso de impacto, tu cuenta de banco también necesitará una bolsa de aire de, al menos, el monto del deducible del seguro. En caso de tener un percance, el monto del deducible debe salir de tu cuenta de emergencias y no de tu tarjeta de crédito. Es muy triste ver un flamante auto nuevo con tremenda abolladura que el no-tan-flamante conductor es incapaz de pagar ¿no lo crees?

El momento para comprar el auto de tus sueños depende de ti. Si has ahorrado una buena parte del valor del auto y encuentras un buen precio, adelante. Pero si estás cediendo a la tentación del enganche mínimo te recomiendo hacer el ejercicio de calcular lo que terminarás pagando de intereses y lo que esa deuda puede representar para tus finanzas personales.

¿Es para ti momento de comprar el auto de tus sueños?

Karla Bayly

3 comments for “¿Es momento de comprar el auto de tus sueños?

  1. junio 29, 2009 at 7:37 AM

    Karla,

    Buen ejercicio para los alumnos. Justo aplica para el auto de tus sueños, que ademas falta calcularle la Tenencia que hay que pagar durante esas 60 mensualidades, o sea 5 años.

    En mi caso te había comentado antes que acabo de sacar un credito de auto. La decisión es por cambio. Analizamos varias opciones y nos decidimos por un TIDA de Nissan a 48 meses con Bancomer. Esta semana paraece que estaremos en estreno. La verdad fue más por necesidad. Es de esas veces que dices ¿cuál me comporo el que quiero o para el que me alcanza ? y fue lo segundo.

    Saludos,

    Eloy.

  2. junio 29, 2009 at 3:08 PM

    Hay un ejercicio bien simple para comprobar si puedes o no comprometerme a hacer pagos de cualquier cosa.
    Por al menos 6 meses ahorra la cantidad que estás dispuesto a pagar por el auto, la casa o lo que se te ocurra.
    Ahórralos sin gastartelos , NO TOQUES NI UN PESO y checa si tu estilo de vida se ve afectado por el cambio.
    Si resulta que no “te completas” entonces no puedes hacerte de esa deuda; si puedes vivir a tu gusto entonces adelante haz la compra.

  3. sangarser
    junio 29, 2009 at 4:59 PM

    Hola Karla

    Creo que el análisis es sencillo para alumnos de licenciatura que pueden reprimir el deseo de comprarse un coche – como la compra de muchas otras cosas que la mayoría de las personas podríamos reprimir – pero definitivamente, el ejercicio no solo debe tomar en cuenta el deseo y la decisión de comprar o no comprar, aguantarse o no. En la mayoría de las personas tiene un peso muy grande en la decisión, el hecho de necesitar el coche o no. Otro ejercicio podría ser el gasto en taxis que tendrías que seguir haciendo contra los intereses que estarías pagando por comprar un coche con una deuda a largo plazo.

    Saludos
    Sangarser

Comments are closed.