Decálogo del Comprador Chafa

¿Eres de los que compran lo primero que ven? ¿Tienes una colección de objetos que compraste y no funcionaron pero te dio pena o flojera ir a devolver? Entonces puede que seas uno de los muchos compradores chafas que deambulan por lo centros comerciarles. He aquí tu guía de comportamiento:

1. Compro lo que veo sin pensar en su relación precio/calidad. Comparar precios no es lo mío.

2. Me dejo seducir frecuentemente por ofertas que más tarde resultan no haber sido ofertas.

3. Antes muerto(a) que solicitar una aclaración por el precio de un servicio. Ni que fuera codo(a)

4. Compro siempre la opción más barata sin reparar en la cantidad o calidad.

5. Hago compras por volumen (para aprovechar una oferta) sin pensar en el tiempo que me tomará consumir todo el producto.

6. No sello garantías de los bienes que adquiero (siempre hay mucha gente formada) y aunque lo hiciera, jamás encontraría el ticket de compra ni la garantía en caso de necesitarlos.

7. Si voy a contratar un servicio lo hago por “feelling” No me gusta pedir recomendaciones o andar preguntando. Contrato al primer aviso que encuentro.

8. Los instructivos son para tirarse. Yo puedo armar/instalar lo que sea y además me choca guardar papelitos.

9. Nada más emocionante que la sensación de no saber si llegaré a fin de mes gracias a mis compras impulsivas. Eso de planear el consumo de es “amarrados”

10. ¿Profeco? ¿Qué es eso?

Si eres un comprador chafa seguramente tu tranquilidad financiera se esta viendo comprometida. Presupuestar y ordenar tus compras en base a deseos y necesidades puede ser una gran ayuda para mejorar tu relación con la cartera.

Recuerda que la desinformación es enemiga de tus finanzas personales.

Karla Bayly

3 comments for “Decálogo del Comprador Chafa

  1. Hluot Firthunands
    junio 11, 2009 at 12:25 AM

    Hola:
    Confieso que a veces voy al super y compro algo por impulso, pero nunca cuesta mas de $80 y nunca lo hago mas de 1 vez por quincena. Sin embargo, reconosco que existe un placevo sicologico muy fuerte en aquello del “shoping”. Parece cigarro de tan adictivo.
    Aquello de comprar por volumen sin pensar en cuanto tiempo me llevara consumir todo lo hago cuando son productos impedecederos, por ejemplo el jabon de baño. Hace 3 años compraba por adelantado y fuera de temporada pantalones para el año siguiente, lo malo fue cuando subi de peso y tuve que guardar 4 pantalones nuevos, sin estrenar.
    Pero como subi poco, tengo la esperanza de usarlos cuando me decida a hacer ejercicio.
    Saludos
    Hluot Firthunands

  2. coachfinanciero
    junio 11, 2009 at 8:27 PM

    Así es mi estimado Hluot, todos tendemos a caer en la compra chafa algunas veces y cuesta educarnos y fuerza de voluntad para poder mantener los pesos en la cartera.

    En mi caso era una pena INJUSTIFICADA para devolver algo que no servía o para reclamar por un mal servicio (creo que sentía que ya no me iban a querer por andar de alegona) y en el de mi esposo una necedad de comprar todo al mayoreo como si fuera a comenzar la tercera guerra mundial en cualquier momento, de hecho aún usamos el chiste local acerca de “comprar para la guerra”

    Ambos nos hemos autoentrenado para reclamar cuando tenemos la razón y comprar lo que necesitamos (¿quién necesita 20 tubos de pasta de dientes?) y ahí la llevamos 🙂

    Gracias x la visita!

Comments are closed.