¡Mañana toca!

Así es, mañana es el día 🙂 Como de costumbre, mi hombre guapo y yo, estamos preparándonos con anticipación para nuestra noche especial. Los niños se irán temprano a la cama (sin pretextos), prepararemos alguna botana y abriremos una botella de vino… todo ello como preparación ¡para hablar de nuestras finanzas familiares!

Iniciamos esta costumbre hace algunos años, cuando decidimos ser financieramente saludables y nunca más tirar nuestro dinero. Y, aunque no somos extraordinariamente rigurosos haciéndolo mensualmente, cada cierto tiempo hacemos una cita para hablar de nuestro dinero.

Planear nuestra cita con antelación nos da tiempo de juntar estados de cuenta, poner cada quien en orden sus números, establecer necesidades y buscar la forma de “colar” alguno que otro capricho. No tenemos pretexto sobre si falta algún dato o que mejor nos den ganas de ver una película. Para hablar tranquilamente, nos aseguramos de que no habrá interrupciones y nada mejor que niños durmiendo y a una hora en que no recibimos llamadas telefónicas y es que, para nosotros, este es un asunto serio y no se vale contestarle el telefóno a la comadre para cotorrear el punto.

Nuestra conversación de finanzas es eso, una conversación de finanzas, no sobre quién no lavó los trastes el otro día o si me choca que “x” cosa. Si traemos enojos/resentimientos/emociones entonces la conversación va a ser sobre eso y no sobre lo que habiamos planedo y conste que no estoy diciendo que esos temas no se tengan que abordar, sino que hay momentos para cada uno de ellos.

Desde un inicio tenemos metas como pareja y familia sobre las que trabajamos en estas reuniones. Al pasar los años el barco ha ido cambiando de rumbo y en el proceso hemos reorientado los esfuerzos. Fue en una de estas reuniones donde perdí la negociación de mi camioneta (buaaaaaaaa!) pero gané la compra de una casa con jardín grande (yupiiii!). En otra reunión decidimos darle vuelo a mi hobbie y convertirlo en negocio invirtiendo parte de nuestro patrimonio. Posteriormente (y miren que ésta fue una reunión difícil para ambos) decidimos que también mi esposo emprendería su negocio y renunciamos a las mieles de un sueldo fijo. Hemos logrado soportar cada una de estas decisiones porque conocemos cuál es nuestra posición financiera, cuáles son los compromisos que se avecinan, y Don Excel es nuestro invitado de honor a cada una de estas reuniones.

¿La agenda de mañana? Seguramente discutiremos resultados de las inversiones que hemos hecho y cómo se han dado los retornos, es decir, de que manera esta llegando el dinero de regreso. También consolidaremos las entradas que ambos recibiremos y, con base a ello, vamos a priorizar gastos. Revisaremos el estatus de los ahorros, los gastos que podemos evitar, los que tendremos que hacer aunque no queramos y, sin duda alguna, vamos a discutir sobre las ganas que tengo de hacer algunas mejoras decorativas en casa (urge un cambio de color en varias paredes, una lámpara que me hace ojitos cada que paso por la tienda y un tapetito para el cuarto de tv) y mi esposo tratará de convencerme de que mejor nos llevamos ese dinero a la vacación o tendrá preparado algún as bajo la manga con mejoras al jardín ¿quién ganará?

Nuestros “dates financieros” nos dan la oportunidad de saber que ambos buscamos las mismas cosas y qué es lo que tenemos que hacer para lograrlo, a veces con sacrificios de ambas partes pero también con ganancias para ambos. Hoy puedo decirles que en esta casa sí se discute, algunas veces podemos caernos “gordos”, pero nunca peleamos por dinero porque, en esta familia,

el dinero no es suyo, ni mío, sino nuestro.

¡Feliz fin de semana!

Karla Bayly

18 comments for “¡Mañana toca!

  1. julio 31, 2009 at 11:54 AM

    ¡Hola Karla! Me hiciste reír mucho con el título y las primeras líneas… a nosotros no nos toca mañana, pero hoy mismo haré mi cita con Lore…

    Saludos!
    Marco

  2. sangarser
    julio 31, 2009 at 2:35 PM

    Hasta se me antojó…

  3. julio 31, 2009 at 2:43 PM

    Mega antojable y razonable la propuesta. Creo que es muy responsable ambas partes el tomar las riendas de las finanzas y, pues, la pondré en práctica en un tiempo. Me fascinó la cita con la que terminas el post. Enhorabuena.

  4. julio 31, 2009 at 2:52 PM

    Karla y ¿Después de discutir, si toca? je, je.

    Que sana relación. Creo que esta bien simentada financieramente hablando.

    La lámpara no estaría mal, pero pintar ¿No te animas tu? Yo lo hago, eso si me gusta, compró mi pintura y a pintar se ha dicho. Claro ahora por el momento la dejamos en Blanco (No me gusta, se me hace frío) Pero paso a pasito.

    Una casa por una camioneta…yupiiiiiiii vale la pena.

    Y si el mejor invitado es Dpn Excel en estos casos.

    ¿Qué hacen si de pura casualidad suena el Teléfono?

    ¿Cuantos años llevan haciendolo?

    Cuando sea grande quiero ser cómo usted señora.

    Saludos y feliz fin de semana

  5. coachfinanciero
    julio 31, 2009 at 6:26 PM

    Gracias por los comentarios! Marco: Espero que Lore y tu tengan una excelente plática, después nos cuentas. Menospausas: Llevamos casi cuatro años haciéndolo 😉 Aquí también le hacemos a la brocha gorda, si gano la negociación esta vez usaré pintura de mejor calidad porque el baño de los niños no me quedó muy bien que digamos, jejeje, de hecho creo que también tendré que pasar por ahí. En cuanto al teléfono, sí lo contestamos por aquello de una emergencia, pero cortamos la llamada con un amable “nos llamamos mañana” Y bueno, cuando terminamos la charla, hay una botella de vino vacía… Un abrazo!

  6. Hluot Firthunands
    julio 31, 2009 at 6:37 PM

    Karla:

    Estas cambiando mi vida de pareja.

    No solo se me antojo, ya estoy preparando todo para la reunion.

    Hace tiempo que queria hacer una reunion asi, pero hacerlo con vino y mensual va a ser trasendente.

    Feliz fin de semana.
    Exito en las negociaciones.

  7. agosto 1, 2009 at 12:48 PM

    aaaaah! se oye super interesante! nosotros hemos comenzado a hablar de dinero y a planear nuestras compras y a hacer ahorros (justo ahora que yo me he quedado sin chamba) y nos ha resultado maravilloso, en su vida mi amado había podido ahorrar y hasta ahora, poniendonos metas fijas y propósitos para ese dinero ahorrado lo estamos haciéndo, juntos =)

  8. agosto 1, 2009 at 11:39 PM

    Karla,

    Lei desde el viernes el post. Excelente tema y excelente la forma de abordarlo. Apartar un día para que toque… hablar de finanzas.. que padre. Muy bien dedicar tirmpo para ello sin interrupciones. Tiempo de calidad para un tema tan importante.

    Espero que esta vez si ganes la camioneta. Pintar el cuerto como sea puede esperar.

    Les mando un saludo sincero ,a ti y a tu esposo, esperando que tengan muy buena reunion y que salgan buenos acuerdos.

    Saludos,

    Eloy-

  9. agosto 2, 2009 at 11:28 PM

    Muy buen tip! Gracias por las ideas geniales y el tiempo que le dedicas a este blog.

    Saludos, espero que te hayas divertido!

    Simone

  10. coachfinanciero
    agosto 4, 2009 at 9:36 AM

    Simone, gracias. Y sí, confieso que además de útil fue muy divertido 🙂 Eloy: No, la camioneta no entró en esta negociación 🙁 pero hay un plan para generar ingresos alternos y así ahorrar lo suficiente para pagarla de contado, no será inmediato pero espero poder cambiar mi coche el próximo año, así que estaré reportando. Sandy, ¡qué bien que ya estén platicando de finanzas! ¿verdad que la vida cambia? Hluot: Esperamos el reporte de la plática 🙂 Y a todos, el resultado fue que el tapetito y las lámparas vendrán hasta fin de año, a cambio incrementamos el presupuesto diario de las vacaciones y me dediqué un día entero a pintar paredes por lo que me duele todo mi hermoso cuerpo 😉 pero valió la pena, la casa se ve más alegre.

  11. Martha Silva
    agosto 12, 2009 at 5:58 PM

    Hola! pues me recomendaron tu blog y heme aqui que me agrado muchisimo lo que posteaste, y aunque ya hace unos dias de este, te comento que precisamente el fin de semana pasado mi esposo y yo tuvimos nuestro primer date financiero. Fue algo espontaneo que surgio, y que yo propuse para ver nuestras cifras actuales, cuales son las expectativas tanto a corto como a largo plazo que tenemos y en que podiamos meterle mas para seguir saliendo adelante. Al final quedamos muy satisfechos los dos, y espero poder seguir haciendolo al menos una vez al mes. Coincido contigo que es una experiencia muy enriquecedora, por que dejando de lado los enojos de siempre asi es como uno va conociendose mejor como pareja y si en verdad vamos por el mismo camino o de plano cada quien va jalando por su lado. Muy padres tus consejos y tambien tu blog. Saludos!

  12. agosto 13, 2009 at 12:11 PM

    Martha, Muchas gracias, bienvenida al club de los dates financieros!. Deseo que sigas encontrando información que sea de utilidad 🙂 Saludos,

  13. Nuri
    julio 1, 2011 at 3:45 PM

    Ahhh esto me encanta… yo quisiera hacer esto con mi pareja pero como que me entra el supiritaco por que… pues nuestras metas financieras son muy disimbolas:
    1. Es mas grande que yo por lo tanto muchas de las cosas que yo quiero el ya las tiene, el ejemplo super simple “una casa” donde vivimos es de su propiedad y cuando hablo de buscar casa (como meta mia) se pone medio verde por que me dice que ya tengo no una sino 3 casas (que en realidad son de el) Otro dia me dijo que “Estabamos gastando mucho” que las tajetas llegaban super altas… y yo me quede… “pero si son TUS tarjetas….” yo que gaste? Para eso tengo las mias… y en lo ultimo que gaste fue en las vacaiones de nuestro aniv. que YO PAGUE!!! chales….
    La verdad que no se como entrarle… al toro… ups shame on me!

Comments are closed.