¿Prestado o regalado? Dinero en Familia

¡Qué difícil es no prestar dinero! Especialmente cuando se trata de tu hermano, tus hijos o tus padres. ¿Sabes que una de las causas más citadas por la cual las personas tienen problemas con su tarjeta de crédito es porque dispusieron de dinero en efectivo para ayudar a algún familiar? Claro, el familiar salió del apuro, pero dejó colgadísimo al tarjetahabiente.

¿Prestar dinero para terminar peleando?

¿Prestar dinero para terminar peleando?

Encontré el siguiente dato en la encuesta sobre cultura financiera de la UNAM-Banamex:

Prestamos en familia

¿Cuántos de esos préstamos se recuperan? No muchos, al menos en los términos bajo los cuales se realizó la promesa de pago. Prestar dinero a un familiar equivale, en gran proporción de los casos, a regalar el dinero como condición para mantener la relación de familia intacta. Por otro lado, cobrar e intentar recuperar el dinero genera tensiones y problemas en la familia pues termina involucrando a más personas que los originales deudor-acreedor. ¿Cuántos platos se rompen y familias se desbarantan porque durante alguna celebración sale a colación el tema del préstamo no devuelto?

Cuando algún miembro de la familia ha cuidado sus finanzas, ha sido ordernado, se ha convertido en un comprador inteligente y no cede a las compras por impulso en aras de planear un futuro sin preocupaciones de tipo económico ¿Debe convertirse necesariamente en el banco a tasa 0% de toda la familia? ¿Debe alguien reprimir sus caprichos para terminar pagando los “gustitos” de alguien más? Yo creo que no.

Prestar dinero, y especialmente el que no tienes, o planeas destinar para otras cosas, te pone en una situación de desventaja y en un alto riesgo de no ver ese dinero de regreso. Piensa que ayudar a alguien a “tapar un hoyo” no garantiza que no abrirá otro en el futuro. Si se trata de darle “un empujón” también existen otras formas de proteger tu dinero:

  • Dar dinero no es garantía de ayuda, ni de amor. Recomendar a alguien para un trabajo o ayudarle a vender algo, pueden ser más significativos. Recuerda el dicho: “No me des de comer, mejor enséñame a pescar”
  • Igual que cualquier banco, tienes derecho a saber en qué se empleará el dinero y decidir si el proyecto tiene o no futuro.
  • Jamás prestes tu dinero a quien tiene problemas de adicciones o deudas de juego, mejor paga el ingreso para rehabilitación pues “tanto peca el que mata a la vaca, como quien le agrrara la pata” dirían por ahí.
  • Si tu familiar se niega a explicarte o a firmar un contrato que le oblige a devolver tu dinero ¡mejor para ti! Es la señal de que tu dinero no debe dejar tu bolsillo. Alguien que no acepte asumir un compromiso demuestra que tampoco tiene intención de cumplir su palabra. Si los bancos tienen derecho a exigir su dinero de vuelta, tú también.
  • No prestes dinero que no tienes, es decir, no pidas prestado para prestárselo a alguien más, a menos que esa persona firme un contrato bajo las mismas condiciones que tú estas firmando. Más simple, si vas a disponer de una tarjeta de crédito (solo en casos de vida o muerte, por favor), tu familiar debe comprometerse POR ESCRITO a pagar los intereses de ese préstamo. Existe claro, la posibilidad de que no cumpla con el contrato, pero al menos tendrás algo que mostrarle a la tía Euclides cuando te pregunte por que razón no invitas a su hijito a la cena de navidad en tu casa.
  • No pongas tu relación de pareja en riesgo por un préstamo familiar. Recuerda que tu esposa(o) e hijos están por encima de cualquier otro miembro de la familia. Disponer del enganche de tu casa, el ahorro de colegiaturas o cualquiera que sea la razón por la que han ahorrado juntos, en familia, sin consultarlo con ellos primero… bueno, creo que no necesito explicar las consecuencias.

Existen familias, por supuesto, donde los compromisos se aceptan y se cumplen. Cuando alguien pide dinero es porque tiene la seguridad de devolverlo ¿Qué caracteriza estos préstamos familiares? El amor y el respeto. Porque me importas cumplo el compromiso y si, por alguna razón extraordinaria no puedo pagarte, asumo las consecuencias, haciéndome responsable de pagar un interés o cualquiera que sean los términos establecidos.

Recuerda que acostumbramos darle al dinero una carga emocional, si no podemos eliminar las emociones al recibir u otorgar préstamos en familia, estaremos poniendo una carga muy pesada a la relación. Si realmente deseas ayudar, piensa si estarías dispuesto(a) a regalar ese dinero. Si la respuesta es sí, adelante.

¿Has perdido alguna relación cercana a causa de un préstamo no cumplido?

Karla Bayly

13 comments for “¿Prestado o regalado? Dinero en Familia

  1. Julio 27, 2009 at 6:37 AM

    Karla,

    Que dificil tema. Si hay a quien se le complica hablar de dinero con la pareja, con la familia grande es peor. La carga emocional es tremenda, y no todos tienen la capacidad de quitarsela.

    Me ha tocado estar de ambos lados. Recuerdo que en mi juventud mis “Bancos con tasa 0%” fueron algunos de mis hermanos. Confieso que incluso algunos prestamos no los devolvi ( era muy inmaduro entonces). Con el tiempo me dí cuanta de lo mal que hacia. Esa fue una de las razones porque me empece a interesar en las Finanzas Personales y aprender a manejar el dinero.

    Por el otro lado me ha tocado prestar a familiares. Sé, casi por instinto cuando el dinero va a volver y cuando no. En el segundo caso sólo presto lo que puedo y lo doy por perdido; creo que es una forma de pagar todos los prestamos incondicionales que alguna vez recibí.

    Saludos,

    Eloy López.

  2. Hluot Firthunands
    Julio 27, 2009 at 8:12 AM

    Hola:
    Pues en mi caso, nunca ha sido grave el asunto.
    Solo le presto dinero a mis padres y hermanos y solo cantidades pequeñas ($2000).
    Generalmente doy por perdido el dinero, si regresa que bueno.
    Pero hasta ahora nunca hemos peleado porque no nos prestemos dinero.
    Saludos

  3. DuendeBai
    Julio 27, 2009 at 9:00 AM

    Pffff!! Es EL tema de mi familia.
    Ninguno se ha querido educar financieramente y yo soy su red de salvación. Ni siquiera gano mucho dinero, simplemente soy mejor administrada que ellos. Y siempre emprenden negocios destinados al fracaso por falta de planeación, pero siempre acaban pidiendome para completar “para un pedido” o chantajes así. Es brutal la carga emocional del dinero, pero el negarlo me ha valido que me dejen de hablar familiares muy cercanos. Y de fría y calculadora no me bajan. Imagínate que hasta estando embarazada, me sableaban! Y sé que no lo hacen con mala intención, pero diablos, que tema más difícil. Igual que los comments de arriba, tan solo les presto cantidades pequeñas, que me afectan un poco pero que no me dejan en la bancarrota y las doy por regaladas. Pero, que hacer si ya son repetidas veces?

    Tu blog está super padre, y los temas muy buenos.

    Saludos!

  4. Julio 27, 2009 at 9:29 AM

    ¡Qué tema tan delicado! En nuestro caso, gracias a los préstamos familiares es que pudimos empezar con nuestro primer negocio, pero tienes razón, más que préstamos, se convirtieron en donativos, que los agradecemos de corazón y afortunadamente nuestros padres tuvieron la posibilidad de hacerlo, pero sí es un hecho que es dinero que se debe devolver.

    Y cuando se trata de prestar, las únicas veces que lo he hecho es para que la persona pueda empezar un negocio (normalmente para comprar algo para re-vender), de otra manera, no lo hago, porque como dices en el punto 1, hay que enseñarlos a pescar).

    Saludos!!

  5. Irving
    Julio 27, 2009 at 12:27 PM

    Yo si le presto a mi familia, pero cuando se que me van a pagar, a los que no pagan que ni me pidan, yo soy el que mejor administro el dinero, a nadie de mi familia le precupa guardar para emergencias

  6. Julio 28, 2009 at 11:47 AM

    Prestar dinero es como prestar un libro, lo viste ir pero nunca regresar.

    Yo tengo varias experiencias, y sigo prestando, lo peor es cuando es de la tarjeta de crédito, los famosos cheques para las vacaciones a cargo de tu crédito, pero en eso creo que me ha ido bien, me los ha pagado.

    Cuando he prestado lo hago pensando en que no regresará, y a veces sucede el milagro, que me regresan el dinero justo cuando yo estoy más apurada o tengo que pagar algo. Y siempre pienso cuando presto dinero: Si no me lo paga no importa, estoy segura que nunca más me volverá a pedir prestado, y así es, nunca más me vuelven a pedir prestado.

    Tengo una amiga que vive ahogada en deudas, y claro siempre tapa un hoyo y destapa otro, me angustia saber que vive así, yo misma le he prestado, hace poco le dije eso: Si te presto ¿Estás segura que no te hundirás más y me llevarás entre las patas? Lo pensó un par de días, y al final me lo pidió, hace poco le dije es tanto…y lo necesito porqué tengo que pagar intereses, tuyos no míos, todo bien acepta que se lo diga, pero con familia no se, creo que yo soy la que debo, pero ya me di cuenta que no soy la que debo sino debemos todos los hermanos, solo que ellos aún no lo consideran de esa manera, que difícil eso de los prestamos, me volveré muy dura y no prestará nunca dinero, de hoy en adelante nada de nada. Bueno no va con mi personalidad…pero haré el intento.

    Saludos coach,, me estas volviendo un monstruo

  7. coachfinanciero
    Julio 28, 2009 at 1:50 PM

    Mi estimada, no se trata de volver a nadie nada, jajaja, solo de llevarse mejor con los dineritos. En un país tan poco bancarizado como el nuestro, es y seguirá siendo costumbre recurrir a la familia para obtener financiamiento pues las tasas del banco se lo comen a uno. El chiste es prestar a (y ser nosotros mismos) buenos pagadores. No se vale eso de estar luchando una con su adicción a las compras para que la tía Chucha nos pida ese dinerito ahorrado y sea ella la que se vaya a la playa y nunca más veamos el producto de nuestro esfuerzo ¿no lo crees? Nada de abusar del cariño y las relaciones para sangrar a familia y amigos, ni tampoco volvernos controladores con la familia so pretexto de: si no haces lo que yo digo, no se suelta el dinero… ahhh, ese es TODO un tema de post!

    Abrazo para todo el Club de “Las tres..” que ahora si he andado persiguiendo la chuleta y ni chance de aparecer po allá!

  8. Julio 28, 2009 at 3:00 PM

    Ese es un magnifico tema ¿Cuando pides dinero te vuelves esclava o dependiente de los demás? Si Coach, las personas suelen usarlo cómo arma…

    Ayer escuche los cambios en los cobros de comisiones bancarias…muy interesante

    Saludos, no me volvere coda, ni no prestadora, no esta en mi naturaleza, snif.

  9. Ivan
    Julio 30, 2009 at 11:56 PM

    En mi caso he sacado de algunos apuros económicos a mi hermano mayor y siempre me ha pagado.

    En la actualidad el que ha requerido prestamos soy yo y mi hermano, hermana, papá y mamá me han apoyado, por supuesto que les devolveré el prestamo con intereses (el doble de lo que les pagaría banamex en plazo fijo a un año, de hecho tuve que insistir porque no me querían cobrar interés).

    Depende mucho de como sea tu familia, la mía afortunadamente es muy unida y solidaria a pesar de estar desperdigados por todo el país. Porque la verdad no es muy inteligente prestarle a un vaquetón que se va a hacer el ofendido cuando le cobres, no tiene caso perder a un familiar y aparte tu dinero.

    Saludos.

  10. Luz
    Noviembre 27, 2009 at 2:50 AM

    Buenas tardes:
    Podria ayudarme guiándome en que les debo escribir a amigos y familiares para disculparme porque me prestaron dinero y no pagué cuando me habia comprometido porque las cosas se complicaron?. Ya pague despues de un año, y obviamente no me hablan desde hace 10 meses. No encuentro las palabras para decir lo agradecida que estoy y lo que lamento haberles fallado y haberlos perdido.
    Muchas Gracias
    Luz

  11. admin
    Noviembre 27, 2009 at 8:46 AM

    Luz,

    Creo que ya lo escribiste. En tu comentario comienzas con una disculpa, estas aceptando que cometiste un error y explicas la causa de tu incumplimento. También les estas diciendo que ya pagaste, es decir, cumpliste con el préstamo, y aun así estas viviendo la consecuencia que es el alejamiento y quieres remediarlo pues lamentas haberlos perdido y al mismo tiempo expresas tu agradecimiento. Ahi esta todo, en tu mismo comentario. Escribelo, entrégalo y que sea lo mejor.

    Abrazo,

  12. enriquea
    Marzo 1, 2010 at 8:27 AM

    Karla:
    Yo hice un préstamo a mi hermana y a su esposo, en 1991 para que compraran casa. El compromiso, por la relación familiar, fue de palabra y con la condición de que me pagarían como fueran pudiendo y con una tasa de interés igual a los CETES a 28 días, y sin un plazo fijo. Esta condición la aceptaron ellos. Ese dinero lo tomé de mi fondo de ahorro para mi retiro (en ese entonces no había AFORES) que empecé a formar desde el primer día que trabajé. Desde el primer mes les dí un estado de cuenta mensualy así lo hice durante 18 años. Me comensaron a abonar en 1995 (después de la devaluación de 1994) y dejaron de abonarme en 2001. Todavía me pidieron prestado algo más en 2002. Pero ya no me han vuelto a abonar. Hace año y medio desconocieron ya su deuda para conmigo. Claro que esta se ha incrementado grandemente. Tengo a mi madre de testigo de TODO lo acordado y hecho. Y siempre hubo una muy estrecha relación entre mi madre y mi hermana. Pero desde hace una semana ya no le habla mi hermana a mi mamá por la razón de que mi mamá le dijo a mi hermana que me deben de pagar la deuda a la cual se comprometieron desde un principio. Yo fui despedido de mi trabajo pues la empresa cerró y necesito ese dinero para invertir en algo. ¿Qué puedo hacer?

    Saludos

  13. shirley jamesl
    Noviembre 16, 2010 at 10:12 AM

    ¿Necesita un préstamo para pagar sus cuentas? En caso afirmativo
    de un correo electrónico a: shirleyjamesloanfirm1@gmail.com
    con la siguiente información
    Nombre completo :………….
    País :……………..
    Ciudad :…………
    Teléfono,
    Número :………….
    Mensuales
    Teléfono: ……….
    Ingresos :…………
    Préstamo
    Ingresos:
    Duración :…………..
    Importe del préstamo
    necesarios :…………
    Sexo :………..
    Edad ……

    Gracias,

    Navidad préstamo urgente

Comments are closed.