¿Son los Fondos de Inversión lo tuyo?

En el post pasado hablamos sobre lo que son los Fondos de Inversión y qué es lo que nos pueden ofrecer. Sin embargo este tipo de inversiones no son para todos pues depende de nuestro perfil como inversionista.

Lo primero que tienes que considerar para convertirte en inversionista son tres cosas:

  1. ¿Para qué quieres el dinero que vas a invertir? Si es un ahorro de corto plazo, algo así como tu fondo de emergencia. Quizá invertir en este tipo de fondos no sea buena idea. Al contrario si estas guardando para la universidad de tu hijo o para tu retiro, una inversión en fondos es buena idea porque a LARGO PLAZO está demostrado que el comportamiento de los mercados es positivo.
  2. ¿Qué tanto te gusta el riesgo? Si vas a Six Flags, por ejemplo, y eres de los que desquita su pase mágico (¿se llama así?) pues subes a todas las atracciones una y otra vez  o te consideras amante de la adrenalina entonces el riesgo es lo tuyo. Si por el contrario, sufres viendo la final de Miss Universo o te da “el patatús” cuando no encuentras una moneda de 10 pesos que tenías junto al refrigerador, entonces tu perfil tenderá a ser conservador. Los Fondos de Inversión ofrecen opciones tanto para personas que soportan muy bien el riesgo, ya sea porque van por mayores rendimientos o a largo plazo y personas con perfil conservador que prefieren invertir en papel “más seguro” sacrificando algo de rendimiento pero durmiendo mejor.
  3. ¿Qué tanto quieres obtener de rendimiento por tu dinero? Aquí es donde muchas personas son víctimas de fraude pues es muy fácil prometer altísimos rendimientos sin ningún riesgo y, lamento decirlo, eso no es posible. TODO RENDIMIENTO ESTA ASOCIADO AL RIESGO. Lo más recomendable es analizar cómo se ha comportado el fondo en el pasado, si ha tenido altos rendimientos, si se mueve en proporción del índice en donde cotiza (ya hablaremos de esto después), etc. Todo lo anterior para tener una idea sobre los rendimientos que ofrece el fondo aunque no olvides que los rendimientos del pasado no son una garantía para rendimientos futuros.

Si no tienes claro cualquiera de estos tres aspectos, por favor aléjate de los mercados financieros pues lo único que obtendrás serán dolores de cabeza. He visto a varias personas invertir bajo el síndrome de la manada: “Si el tío Pepe invierte ahí, entonces yo también” y ahí van todos en manada. La diferencia es que el tío Pepe sí tenía muy claro que tendría que dejar su dinero al menos entre tres o cinco años para ver ganancias y tú estarás invirtiendo las inscripciones de la escuela de tus hijos que necesitas de regreso en seis meses.

En este punto sería válido también preguntarse: ¿cuánto de este dinero estoy dispuesto a perder? Así que mira fijamente a tu alcancía y analiza cuánto de ese dinero podrías dar por perdido sin tener que tomar antidepresivos. Una vez que has fijado un tope de pérdida, será más sencillo elegir la opción de inversión que te conviene de acuerdo al perfil de riesgo de los fondos que te ofrezcan. Si perder un solo peso te pone los pelos de punta entonces dirígete al banco y pide en ventanilla un pagaré.

Una vez que conoces tu perfil de inversionista estarás listo para sentarte ante cualquier asesor y pedir que te orienten sobre una buena alternativa de inversión. La recomendación es que tomes la decisión con calma (algo así como ponderar el trabajo que te costó ahorrar este dinero) pues no se trata de dejarlo en la primera opción que analices. Quien te asesore debe tener toda la paciencia del mundo para resolver tus dudas y ser muy claro en la información que te presenta y ojo, dicen que: “ante la duda, frena” Si no te convence o la explicación que te den no es satisfactoria, pide que te atienda otro asesor y no alguien desesperado por ganarse una comisión.

Creo que los fondos son una buena opción para ahorrar siempre y cuando se cuente con una estrategia definida, actualmente mi plan de retiro (aunque es pequeño) me da la tranquilidad de saber que puedo llegar a ser financieramente libre.

No te pierdas: Los Mitos de los Fondos de Inversión

Karla Bayly

3 comments for “¿Son los Fondos de Inversión lo tuyo?

  1. Mónica
    agosto 12, 2009 at 9:55 AM

    Mis palmas!, definitivamente mis palmas para ti!, muchas gracias por explicar de modo sencillo todos esos términos y conceptos, los parvulitos financieros te estamos profundamente agradecidos.

    Creo que me estaba alocando antes de tiempo, aún me falta mucho por aprender sobre fondos. Si bien eso no significa que me heche a dormir hasta que consiga un doctorado en finanzas sí me invita a analizar con más detenimiento las cosas y a definir más mi estrategia, no sólo se trata de decir quiero tanto dinero para esto y tanto para aquello, si no considerar también en cuanto tiempo y cuánto quiero destinar para esos rubros sin descuidar mis compromisos adquiridos, como el pago de la hipoteca.

    Aprovechándome (y modificando) de una frase de película:
    ¡que el conocimiento financiero nos acompañe!

  2. agosto 12, 2009 at 6:48 PM

    Hola Karla, lo mejor es no poner todos lo huevos en la misma canasta.

    Y claro leer mucho a la coach, eso antes de invertir tu dinero.

    Yo lo tenía muy claro mi dinero era parte de mi retiro, así que una parte se fue a mi fondo para el retiro en dólares.

    Y la otra parte se fue a fondos de inversión, una parte a menor plazo por el tipo de fondo. El cual en este momento me ha salvado de gastos no previstos.

    Y la otra parte seguiré pacientemente esperando a que lleguen a su nivel, claro he dejado de mandarle cartas a mi banquero, ahora solo cuando lo veo, le digo de majaderías, je, je, no es verdad, solo aprendí a decir no tengo dinero, lo tengo en fondos de inversión y tomo un poco de malemadrina para no estresarme mucho cuando escucho “Crisis”

    Espero los mitos de los fondos de inversión, y después hablare con mi banquero un poco más largo.

    Un abrazo

  3. So
    agosto 13, 2009 at 7:28 AM

    muy buen post.
    Yo ya tengo mi inversión a 10 años y otra para más adelante. Con lo que sufro es con encontrar un buen fondo con liquidez de deuda donde tener el dinero en medio tiempo. Es decir, no es el gasto diario, pero si lo necesito a la mano relativamente.
    Todavia no encuentro ese fondo!! 🙂

Comments are closed.