Sobreponerse al fracaso

El principitoSobreponerse al fracaso de un negocio no es fácil. Además del tiempo y el dinero perdido queda en nosotros el sentimiento de habernos equivocado y un miedo tremendo para volverlo a intentar. En mi caso, tardé poco más de seis años para atreverme a intentarlo de nueva cuenta.

La historia de mi negocio fallido no es muy diferente a la de muchos. Cansada de un trabajo que no me hacía nada feliz y con el capital necesario para emprender algo por mi cuenta, caí en el:

Error Común #1 del nuevo empresario: le dije sí a una oportunidad confiando en mi entusiasmo sin analizar la oportunidad a fondo ni darme tiempo de hacer números. Lo paradójico en mi caso es que el ser empresaria era algo que venía preparando desde hacía tiempo. Había preparado ya un plan de negocios para otra alternativa y trabajaba como Gerente de Finanzas, así que “hacer los números” era casi tan natural como el café de cada mañana. Aún así, no los hice…

Mi aventura empresarial duró, parafraseando a Sabina, “lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks.” Antes de terminar de celebrar la inauguración, estaba yo en mi casa sin ahorros, con un montón de inventarios y una deuda no muy grande pero sí con intereses altísimos. Había cometido el:

Error Común #2: tratar de darle respiración artificial al negocio (contratando un crédito) sin antes haber checado los signos vitales de la víctima (hacer los números). Afortunadamente para mi cartera, no tuve tiempo de caer en el resto de los errores comunes.

Dicen que la experiencia es aquello que obtenemos cuando no logramos lo que queríamos. Lo que yo saqué de esta experiencia fue el acabar con el mito de que la evaluación de proyectos de inversión es solo para los grandes corporativos y que se necesita de herramientas complejas y cálculos trasnochados para poder tomar decisiones acertadas. Las finanzas son algo que todos, con un poco de preparación y un mucho de interés, podemos utilizar para administrar bien una casa, un pequeño negocio o una gran empresa. Creo firmemente que ninguno de nosotros esta “negado para los números”. Para lo que a veces estamos negados es a encontrar la verdadera motivación y a dedicarle el tiempo y entusiasmo a aprender y poner ese conocimiento en práctica.

Los negocios fallidos también pueden traer cosas buenas. Gracias al tiempo libre de que disponía (por decirlo elegantemente) pude decir que sí a un cambio de ciudad y de carrera. Tengo ahora la oportunidad de estar frente a estudiantes y empresarios y, en mi intento por desmitificar a las vacas sagradas del mundo financiero, puedo utilizar la historia del changarro fallido cuando doy clase. Lo mejor es que, una vez que lo he utilizado como ejemplo, logré una maravillosa catarsis, aceptando que todos cometemos errores (hasta los masters con especialidad en finanzas 🙂 ) y me he dado la oportunidad de intentarlo de nueva cuenta. Esta vez mucho más preparada y, claro está, con todos los números bajo control.

Karla Bayly

10 comments for “Sobreponerse al fracaso

  1. @hugohugoa
    noviembre 19, 2009 at 10:10 AM

    Uff como duelen esos negocios fallidos y mas cuando pones el corazon y el alma en ello, es como cortar con la novia, y en serio se siente que se van varias partes de uno.Despues uno lo toma mas a la ligera pero con mas responsabilidad y experiencia.

  2. noviembre 19, 2009 at 10:18 AM

    La verdad es que si, da mucha confianza en uno mismo el darnos cuenta que hasta alguien experto como tú puede fallar y todavía mas importante que no hay que quedarse vencido =D un abrazo y gracias por los consejos y la historia

  3. noviembre 19, 2009 at 10:24 AM

    Karla,

    Me encantó la cita de Sabina.Muy buen post. El error #1 que uno comete cuando inicia un negocio es dar por hecho muchas cosas. No hacer lo obvio es fatal. Es´básico hacer numeros y los damos por hecho. Aun asi creo que tu caso es de éxito porque te equivocaste rápido y aprendiste. No sé de empresarios de éxito que no se hallan equivocado en el camino. Creo que los fracasos que vamos teniendo son parte del camino. Obvio cuando estamos ahí, pasandolo, nos sentimos los peores, pero cuando lo vemos en retrospectiva nos damos cuenta que sin ese “fracaso” no hubieramos podido entender otras cosas.

    La famosa evaluación de proyectos fue hasta una materia de mi carrera que me encanto por toda la aplicación practica que le vi.

    Dicen que hay que darse el chance de equivocarse y fracasar y mientras más rápido mejor. Asi fue en tu caso. Imaginate que despues de 10 años te das cuenta.

    En lo personal llevo casi toda mi vida esforzandome por tener mi propio negocio. He cometido muchos errores y tener muchos fracasos. A veces más de los que quisiera. A pesar de esos es una experiencia que no cambio por nada y sé que en algún momento cercano todo fluira de forma adecuada para crecer.

    Te mando un abrazo.

    Eloy.

  4. Hluot Firthunands
    noviembre 19, 2009 at 7:44 PM

    Levantarse y volver a empezar es dificil, en finanzas, en relaciones personales, en la universidad.

    Pero es mejor levantarse que seguir tirado. Cuestion de mucho auto-coco-wash.

  5. noviembre 19, 2009 at 10:02 PM

    Ah que difícil! Y aparte de afectar la economía personal ha de terminar uno con el ego destrozado y la imagen bastante estropeada.
    Yo tuve la fortuna de estar un año al frente de un mega-negocio que no era mío y muy apoyada por toda la organización. Adoraba la tienda , pero en un año me dí cuenta que no tenía lo que se necesitaba para administrar el negocio …triste realidad! Todos en algún momento de nuestra vida soñamos con la independencia económica a través de un negocio propio, pero ya comprobé que no es lo mío.

    Buen post, saludos

  6. noviembre 20, 2009 at 12:58 AM

    Hola Karla, te quiero comentar que estoy suscrita a tu news letter, sin embargo no me llega nada, me llegò un aviso la vez que me suscribì y posteriormente ya nada, me quiero registrar nuevamente y me marca error, me dice que ya tengo suscripciòn y que se encuentra verificada, podrìas checar que pasa por favor? y si hay alguna falla ayùdame para que me llegue, gracias!

  7. admin
    noviembre 27, 2009 at 8:50 AM

    Beth,

    No ha llegado el boletín pues estoy trabajando en una sorpresa que espero tener lista muy pronto. Por favor tenme paciencia. Creeme que vale la pena. Gracias por suscribirte y por estar al pendiente.

    Karla

  8. Virginia
    enero 26, 2011 at 5:26 PM

    Hola Karla,gracias por este artículo.Me cae como anillo al dedo.Hace un año emprendí un negocio propio,me pasó como a tí,al cabo de medio año estaba endeudada,sin ahorros y sin saber que hacer.El sentimiento de fracaso es terrible.Lo peor es que me atemoriza enormemente pensar en algo nuevo.Gracias.

  9. admin
    enero 26, 2011 at 6:58 PM

    Virginia,

    No te preocupes, vive el duelo y después…¡a comenzar de nuevo! Lo importante es decirte a tí misma que eres capaz de emprender de nueva cuenta, te aseguro que con una mente abierta muy pronto vas a tener delante a tu próxima oportunidad. Abrazo!

Comments are closed.