¿Bailas conmigo?

Pareja bailandoAndando de un lado a otro en la red encontré un sitio dedicado al baile. Lo primero que me llamó la atención en la página era una encuesta para responder a la pregunta: ¿Qué se necesita para aprender a bailar?

Más que una buena técnica (6%) o aptitudes para el baile (7%), la mayoría de los encuestados se inclinó por ganas de divertirte y aprender (33%) así como tiempo y ganas de pasarlo bien (54%). Creo que con las finanzas personales ocurre lo mismo.

Para comenzar a bailar necesitamos balancearnos al ritmo de la música. Al principio todos nuestros sentidos están puestos en ello. Contamos los pasos mentalmente y cuidamos en extremo no pisar al de al lado. Sin embargo llega el momento en que no necesitamos contar ni mantener un estricto control de nuestro cuerpo pues éste comienza a llevar el ritmo y los movimientos salen con naturalidad. Igual lo hacemos con el control de gastos. Comenzamos anotando cada cosa que compramos, cuidamos no salirnos del presupuesto y de pronto no es necesario hacerlo más. Conocemos cual es nuestro espacio en la pista y no salimos de éste y, al igual que no nos preocupamos por caer encima de alguien más, los gastos imprevistos dejan de angustiarnos pues contamos con un fondo de emergencia para hacerles frente.

El baile también requiere dar giros, ya sea para cambiar el ritmo o para mostrar nuestros mejores movimientos. Financieramente establecemos metas que a veces cambian o dejan de ser prioridad. Entonces giramos y cambiamos de ritmo o de meta al tiempo que mostramos nuestros mejores pasos para hacer frente a nuevas circunstancias. Eso sí, siempre en control de nuestro cuerpo o nuestra cartera.

Bailar en pareja requiere coordinación. Ninguna pareja gana un concurso de baile si no existe sincronización de ritmo y movimientos. Las finanzas familiares también requieren coordinación, hablar de dinero en pareja y metas comunes les perfilarán como pareja finalista en cualquier evento de baile.

Finalmente, bailar es un excelente ejercicio, es relajante, divertido, desafiante y nunca, nunca, aburre. De la misma manera tener ganas de aprender, divertirte, encontrar el tiempo y las ganas de pasarla bien controlando tus finanzas te ayudarán a mejorar tu condición financiera y ponerte en forma.

¿Bailas?

Karla Bayly

3 comments for “¿Bailas conmigo?

  1. diciembre 4, 2009 at 10:35 AM

    ¡prometeme que con el tiempo se va haciéndo mas fácil! a mi me cuesta horrores, el tener que llevar las cuentas de los gastos, de lo que queda, de lo que podemos gastar en esto y lo que no, aaaaaah! me ahoga, supongo que después se va volviéndo hábito y ni se siente =)

  2. diciembre 8, 2009 at 12:19 PM

    Karla,

    Me recordaste varias cosas. La pelicula de Perfume de Mujer en lña versión de Al Pacino. Un Ciego que baila tamgo de una forma prodigiosa, sólo guiandose por el piso y dejandose llevar por lo que sabe. Otra cosa que me recordaste es lo mucho que me gusta el baile y lo relajante que es para mi y lo bien que me sirvio en mi adolescencia para alejarme de “los malos pasos”. Una cosa más que me recordaste es una cosa que lei hace mucho tiempo donde decia que si te acomodas a bailar con alguien es muy probable que sea tu pareja ideal. Con mi mujer me acomodo a bailar perfecto.

    Creo que el tema de aprender sobre algo es génial. Hay otra pélicula que se llama bailas conmigo donde Robert Redford está aprendiendo a bailar. Es excelente la disposición que pone para aprender algo que no sabe. En las Finanzas Personales parece no resultar tan divertido pero creo que lo divertido viene si al aprender a hacer un presupuesto sacamos dinero para aprender una actividad que hoy no sabemos. Aprender un nuevi idioma, nadar, cocina o incluso para las clases de baile.

    Gran Post Saludos,

    Eloy.

Comments are closed.