Ahorrarse el IVA no es ahorrar

Este es el primer post se la serie: Impuestos para no Contadores

ivaExiste en algunos lugares la práctica común de preguntar ¿con factura o sin factura? cuando realizamos una compra. La idea generalizada es que al no requerir factura nos estamos “ahorrando” el 16% de IVA (Impuesto sobre el Valor Agregado) pues no nos lo cobrarán pero ¿realmente es un ahorro?

Para quienes estamos obligados a presentar declaración de impuestos ésto no es siempre cierto, pues lo que hacemos al rechazar una factura (y el pago del IVA) es disminuir la posibilidad de deducir el ISR (Impuesto sobre la Renta) que tuvo a bien subir a 30% este año.

Como profesionistas independientes, freelances o emprendedores, tenemos el derecho (y este no me lo inventé yo, sino que está señalado en el artículo 176 de la LIRS) de no pagar impuesto (ISR) sobre cualquier gasto relacionado con nuestra actividad profesional. Para un consultor por ejemplo, los gastos en capacitación, libros, papelería, computadora, internet, etc. Son  relacionados con su actividad, pero ¡cuidado! a menos de que su actividad profesional sea nadador olímpico, el traje de baño y el protector solar NO lo serán.

Con peras y manzanas: Imaginemos que durante cierto mes facturamos (o dimos recibos de honorarios) por $10,000 y decidimos comprar algo (que pueda ser deducible) con un precio de $1,160. El proveedor nos ofrece pagar solo $1,000 con un “ahorro” de $160.

Aclaro aquí que no considero el espantosísimo IETU para hacer el ejemplo simple, ese es tema de otro post. En un esquema simple y didáctico, nuestra declaración de impuestos se vería así:

Con Factura

Sin Factura

Ingresos Mensuales

10,000

10,000

IVA a Cargo

1,600

1,600

Egresos Deducibles

1,000

0

IVA a Favor

160

0

Base gravable (Ingresos – Egresos)

9,000

10,000

Pago por ISR (30% sobre ingresos)

2,700

3,000

Pago por IVA  (a cargo – a favor)

1,440

1,600

Total a pagar por impuestos

$ 4,140

$ 4,600

Como verás, los $160 que nos ahorramos, se convirtieron en un impuesto de $460 ($4,600 – $4,140), ¡terminamos pagando $460 de más! Y que quien se ahorro dinero fue el proveedor que no va a pagar el 30% de ISR sobre el ingreso que representó nuestra compra.

¿Y qué pasa con los asalariados? ¿Creen que ya se salvaron? Lamento informarles que no. Cada vez que permitimos que alguien deje de declarar impuestos al no darnos factura, lo que hacemos es disminuir la cantidad de dinero que Hacienda recauda. Cuando no hay dinero ¿adivinen a quién voltea a ver el gobierno? Si, a la base cautiva, a ustedes que reciben un salario y a los tres pelados que declaramos impuestos, quienes terminamos haciendo frente a las alzas de impuestos.

Aunque ya lo he dicho antes, lo repetiré ¡odio los impuestos! Pero también reconozco que no puedo omitir mi responsabilidad por pagarlos. La idea de unas finanzas sanas no significa olvidarnos de nuestras obligaciones, pero sí cumplir con ellas de la forma más inteligente y eso significa no “ahorrar” dejando de pagar el IVA ni olvidarnos de pedir comprobantes SIEMPRE que realicemos una compra ya que ésta tendrá un impacto positivo en nuestras finanzas vía impuestos.

Karla Bayly

12 comments for “Ahorrarse el IVA no es ahorrar

  1. enero 22, 2010 at 9:17 AM

    A ver, esto de los numeros no se me da… ¿entonces pedir factura es un buen hábito? yo pensé que por ser asalariada ya no tenía que preocuparme de esas cosas (tush)

  2. Ana
    enero 22, 2010 at 10:28 AM

    Karla:
    Mil gracias por este didáctico post!! Me gustaría que nos dijeras qué conceptos se pueden deducir para las personas que damos recibos de honorarios y tambien quiero salir de una duda:¿Es verdad que para poder deducir gasolina tuvimos que haber echo el pago con tarjeta de débito o crédito y no cono efectivo?

    Te agradeceré la información.

    Saludos
    Ana

  3. enero 22, 2010 at 3:09 PM

    Ana:

    Adelantándome a lo que Karla te pueda contestar te adelanto que en mi caso eso me dijo mi contador (luego de tres meses de estar pagando gasolina en efectivo y recibiendo facturas).

    Que solamente se podía deducir si el pago se realiza con tarjeta de débito/crédito.

    Otra cosa más que tampoco sabía es que para poder deducir compras mayores de $1,500.00 debes forzosamente pagar con cheque (malditos candados entre gobierno y banqueros!).

    Tampoco puedes “meter gol” pidiendo que te separen el pago en dos, tres o más facturas, ya que para que puedas meter otra factura de la misma empresa deben pasar al menos 15 días (así entendí).

    Saludos!

  4. admin
    enero 22, 2010 at 4:57 PM

    Sandy, como asalariada muchas de las facturas no te serán de gran utilidad pero ¿porqué tú tienes que pagar impuestos y el pediatra/cardiólogo/cosmiatra no?
    Ana: Así es. La idea es, claro, evitar el abuso. Y ojo, el voucher se debe engrapar a la factura (yo muy aplicada lo pagaba todo c/débito pero tiraba los vouchers ¡bien x mi!) En cuanto a las deducciones, la ley dice que TODO aquello que sea inherente a tu actividad. Yo deduzco todo lo que utilizo para mis cursos y oficina, libros, gasolina, luz, agua y tel (en proporción), etc. Muero por una guitarra pero creo que no saldría bien librada de una auditoría 🙁
    Miguel: Gracias por el apoyo. El límite que me dieron en el SAT para los gastos en efectivo fué de $2,000.

    Ah! Comentario indispensable: Los ingresos van en una cuenta de banco diferente a la de los “chuchulucos” Si usas la cuenta donde todo mundo te deposita en efectivo tus regalos de navidad podrías tener que declarar impuestos por ese ingreso adicional.

  5. Hluot Firthunands
    enero 23, 2010 at 1:43 AM

    Hola:

    Hasta donde se, existen listas (que yo nunca he visto) de cosas que se pueden deducir por cada profecion.

    Mi hermana es mi envidia, es musica y puede deducir su iPod.

    Yo puedo deducir herramienta, pero no puedo deducir libros. Lo de los montos maximos no me los sabia, pero para mis acostumbradas compras de $500 no afectan mucho.

    Buen post, muy didactico.

  6. admin
    enero 23, 2010 at 9:54 AM

    Gracias Hluot. Yo no conozco sobre la existencia de esas listas. Sería genial tenerlas y poderlas postear. Saludos!

  7. Alex
    enero 24, 2010 at 9:19 PM

    Me gustaria comentar que no todas las personas pagan un 30% de impuestos sobre la utilidad, el porcentaje de impuesto depende de la cantidad de utilidad que tengan, por eso se dice que el ISR es proporcional a la utilidad obtenida.

  8. Alex
    enero 24, 2010 at 9:21 PM

    Pero me gusto lo de del Blog con factura y sin factura.

  9. elo
    enero 27, 2010 at 4:20 PM

    Yo soy asalariada, pero los últimos años he preparado mi declaración porque estoy pagando una casita y de esta forma me regresan algo de dinero (por los intereses), también incluyo las primas del Seguro de Gastos médicos y honorarios médicos. Pero tengo una pregunta, a ver si ustedes me pueden ayudar. ¿los lentes de contacto desechables también los puedo deducir, porque antes compraba anteojos normales, pero ahora prefiero los de contacto. Y la última compra que hice de los lentes de contacto desechables, era una promoción que incluía el líquido para limpiarlos y lo facturaron todo junto pero en 2 partidas, ahí como le puedo hacer?

  10. marzo 3, 2010 at 1:08 PM

    Hola Karla, es realmente útil tu post para cualquier persona que contribuye con sus impuestos. No puedo dejar de ver el pobre nivel que tenemos en materia de educación financiera, incluso los profesionales.

  11. Manuel
    junio 12, 2012 at 9:51 AM

    LO MEJOR ES NO PAGAR EL IVA, ES UN ROBO QUE TE ROBA EL ESTADO.

Comments are closed.