Gasolina para tu Negocio

empujando coche¿Te has quedado alguna vez sin gasolina cuando ibas rumbo a una fiesta? El traje especial que habías comprado termina todo arrugado entre la empujada y el sudor de caminar a la gasolinería y tanto gasto ¿para qué? Te perdiste una fiesta que todos aseguraban iba a ser de antología.

Pues lo mismo puede sucedernos cuando iniciamos como emprendedores. Bajo la promesa de una buena utilidad, invertimos nuestro capital (y el de quien se deje, llámese bancos o parientes), montamos una oficina y/o local, compramos inventarios, hacemos publicidad y… terminamos bajando las cortinas. No es el que negocio sea malo, sino que antes de ver realizada la utilidad nos hemos quedado sin flujo de efectivo dado que subestimamos las necesidades de capital de trabajo del negocio.

Si  eres emprendedor o estas pensando en emprender, he aquí algunas opciones que pueden evitar que tu negocio se quede sin dinero (gasolina) para pagar su mercancía, pagar la renta o vaya a pique durante las temporadas bajas.

  1. Planear, planear y planear. Al igual que el presupuesto para las finanzas personales el presupuesto o Flujo de Efectivo para tu Negocio es una herramienta de primera necesitad, te dice cuándo vas a cobrar y cuánto tienes que pagar y lo mejor es que podemos saberlo con tiempo y no hasta que nos corten la luz o el proveedor deje de surtir la mercancía.
  2. Reducir los gastos al mínimo. Los tiempos nos obligan a ser creativos y a hacer más con menos. No es necesario tener una oficina súper lujosa o una cuenta de gastos inmensa si el negocio no da para eso (también podrás saberlo gracias al flujo de efectivo). Busca mantener un nivel óptimo de inventarios, nada de querer aprovechar ofertones que no sabes cuándo van a salir.
  3. Cuidar el crédito. Cuando vamos a realizar una venta por alguna razón nos sentimos bajo el poder del comprador y terminamos dando crédito sin analizar el historial, sus referencias o las condiciones bajo las cuales se otorgará. No es cuestión de decir NO, sino de ser meticulosos a la hora de establecer las políticas de crédito (no fabricarlas al vapor) y dejarlas bien claras durante la negociación del producto o servicio. SI alguien conoce tus reglas y no quiere apegarse a ellas una vez que pasó por el proceso de negociación, creéme de verdad, que va a ser un verdadero “dolor” como cliente.
  4. Sé eficiente y optimiza tu ciclo de conversión de efectivo, que es el tiempo que transcurre desde que realizas la venta hasta que el dinero cae en tu cartera. Muchas veces por algo tan tonto como no llenar bien una factura o un recibo de honorarios puede retrasar un pago que estamos destinando para otras cosas y confieso que es algo que he vivido en carne propia. Haz las cosas bien desde la primera y asegura que podrás cobrar a tiempo.

Para quien no quiere depender de un trabajo asalariado emprender es la mejor opción. Si cuidamos los pequeños detalles tenernos gran parte del camino ganando.

Karla Bayly

2 comments for “Gasolina para tu Negocio

  1. enero 21, 2010 at 8:06 PM

    Hola Karla!!

    Tu post me recuerda lo que sucedió después de la famosa “influencia” (como diría la célebre maestra) en México. Con la orden de cerrar establecimientos como restaurantes y otros lugares públicos que pudieran propiciar el contagio, muchos empresarios pidieron auxilio y cobijo a “papá Gobierno” para que les apoyara con exenciones de impuestos y otras cosas. De acuerdo, fue una emergencia difícil de prever, pero al final, es responsabilidad de nosotros planear (punto 1) y tener un guardadito para que cuando haya escasez de gasolina, nuestro negocio no se vaya a pique.

    Saludos!
    Marco Ayuso

Comments are closed.