Dinero Zen

jardin-zen¿Fijar objetivos, trabajar y ahorrar previniendo unos años que sean verdaderamente dorados ó vivir el ahora y disfrutar cada día sin pensar en el mañana? De acuerdo a la filosofía Zen, tal vez tendríamos que elegir la segunda opción y vivir el hoy esperando un buen mañana.

Pero espera, antes de que retires el dinero de tu fondo de inversión y corras al centro comercial a poner tus tarjetas de crédito al máximo hay algo sobre la filosofía zen que tienes que saber:

Más que un estilo de decoración o un pretexto para recluirte en el spa, el Zen se enfoca en encontrar el sentido de la vida a través de vivir ésta de forma natural y espontánea, vaciando la mente de pensamientos abstractos a través de la meditación para lograr enfocarse en los hechos concretos de nuestra realidad.

¿Mucho rollo? Digámoslo así, ser Zen no admite consumos aspiracionales, ni estilos de vida wanna-be. Un padre Zen disfruta pasar el tiempo con su hijo y un balón y no vive angustiado por la visa y el costo del viaje al mundial de fútbol. Un profesionista Zen, realiza y disfruta cada aspecto de su trabajo diario sin entrar en grillas buscando un ascenso. Ser Zen consiste en vaciarnos de lo externo para llenarnos de lo interno, vivir a gusto con nosotros mismos.

Entonces ¿pueden relacionarse la filosofía Zen y tus finanzas personales? Definitivamente. La salud financiera no significa dejar de disfrutar el presente ahorrando y persiguiendo cada centavo. Tampoco que la filosofía Zen implica llenarnos del hoy a manos llenas mientras cargamos bolsas y bolsas de productos innecesarios y reconocidas marcas.

Aprender a disfrutar de nosotros mismos, aceptándonos y apreciándonos en una justa dimensión es el mejor blindaje para aquellos que intentan vendernos felicidad mediante el consumo. Si dejamos de consumir buscando felicidad en tarritos estaremos, en automático, protegiendo nuestro dinero.

Según los maestros Zen, el Satori (Iluminación) llegará cuando aprendamos a disfrutar las cosas simples (y baratas), logrando poner nuestra mente y empeño en cada una de las actividades que realizamos con admiración. Viviendo enteramente el presente.

Trabajar con pasión disfrutando cada cosa que hacemos y dejar de intentar llenar vacíos existenciales en un centro comercial no solo nos permite disfrutar el presente sino que nos libra de preocupaciones financieras para el mañana  asegurándonos un verdadero retiro Zen.

Y tú ¿te animas a ser Zen?

Karla Bayly

6 comments for “Dinero Zen

  1. marzo 22, 2010 at 8:41 AM

    Me gusta la filosofia Zen, de hecho, trato de aplicar no solo estos principios porque vivo en Asia (desde el 2005) sino porque he leido y me parece fascinante.

    El minimalismo, o el “vivir con menos” “menos es mas” nos ayuda a ahorrar de mil maneras! es un alivio no sentir la presion de tus conocidos, cuando te preguntan porque no te has comprado un auto nuevo, o porque apareces en la fiesta con la misma camisa del mes anterior. Simplemente les digo “menos es mas; deberias leer sobre la cultura zen”.

    Menos “tiempo de ocio” con mi familia, pero mas “tiempo de calidad” con ellos, me ha permitido llenar el tiempo libro que el gastar me ha dejado.

    Excelente post!

    AC

  2. marzo 22, 2010 at 10:38 AM

    Hola Karla!

    Me encantó la forma en la que relacionaste la filosofía Zen y las finanzas. Mi parte favorita: “Si dejamos de consumir buscando felicidad en tarritos estaremos, en automático, protegiendo nuestro dinero.”

    Saludos y buena semana!

    Marco Ayuso

  3. Pingback: Dinero Zen
  4. abril 19, 2010 at 2:26 PM

    Me gusta la filosofia Zen, de hecho, trato de aplicar no solo estos principios porque vivo en Asia (desde el 2005) sino porque he leido y me parece fascinante.

    El minimalismo, o el “vivir con menos” “menos es mas” nos ayuda a ahorrar de mil maneras! es un alivio no sentir la presion de tus conocidos, cuando te preguntan porque no te has comprado un auto nuevo, o porque apareces en la fiesta con la misma camisa del mes anterior. Simplemente les digo “menos es mas; deberias leer sobre la cultura zen”.

    Menos “tiempo de ocio” con mi familia, pero mas “tiempo de calidad” con ellos, me ha permitido llenar el tiempo libro que el gastar me ha dejado.

    Excelente post!

    AC

  5. Jesus Orueta
    mayo 11, 2010 at 11:35 AM

    Me gustó el articulo, la gran complejidad con la que me he encontrado es el resto del mundo.

    Es difícil ser zen en un entorno tan consumista, he aplicado lo que has escrito aqui, lo aprendí con El camino del Zen, de Alan Watts, y se me ha dificultado un poco, pero no quiere decir que no lo haya logrado en una buena medida, mi mejor forma de lograrlo es no estar tan aprehensivo en lograr ser zen, lo que logro lo logro y lo que no estará un dia hecho, no me preocupo. Ahora me dicen codo, solo respono que no estoy apegado al dinero.

    Saludos

  6. ghj
    febrero 15, 2012 at 12:22 AM

    si claro aqui aprenderas el zen hablando de dinero, siguen buscando comprar un satori …

Comments are closed.