No sólo declares tu amor, también los impuestos

El 30 de abril no solo festejamos a nuestros hijos o al niño que todos llevamos dentro, también vence el plazo para presentar la declaración anual de impuestos de personas físicas. No te esperes al último segundo, cuando los contadores te van a cobrar las perlas de la virgen y el servidor del SAT se vuelve más lento que una tortuga  obligándote a estar frente a la pantalla por horas y quedarte con el Jesús en la boca porque, de tantas veces que tronó, ya no supiste si tus archivos subieron o no.

Antes de correr a buscar a algún contador con poca chamba (porque este el el mes en que todos están hasta el tope) analiza si puedes presentar tu mismo tu declaración. Si tuviste pocos movimientos, tienes tus comprobantes en orden (o bueno, al menos sabes en donde están) y tienes un par de horas (el SAT dice que minutos, pero no te confíes) ahórrate la iguala del contador y usa ese dinerito para el festejo del día del niño o, mejor aún, abre tu primera cuenta de inversión.

Aquí esta uno de muchos tutoriales que el SAT subió a su canal de Youtube. ¿Aburridos? Si, un poco, pero también bastante explicativos. Y ojo! Hay también uno que explica que, si no tuviste ingresos durante el 2009, puedes presentar tu declaración anual de impuestos en ceros vía telefónica.

Saludos y buena suerte!

Karla Bayly

2 comments for “No sólo declares tu amor, también los impuestos

Comments are closed.