De tazas y de tasas

cuales son las tasas de interésNada como una buena taza de café para comenzar la jornada… de acuerdo, si lo tuyo es algo más saludable, intenta una taza de humeante y algo insípido té verde. ¿Listo?  Ahora es momento de hablar de inversiones, porque una cosa es dejar de gastar y ahorrar el excedente, pero eso no te va a llevar muy lejos.

Si te interesa mejorar tu salud financiera tendrás que entender de inversiones, las cuales implican poner el dinero a trabajar produciendo un excedente en el futuro. ¿Mucho o poco? Dependerá de la tasa exigida.

Entender de tasas suena tan complejo como descifrar el origen y el grado de tueste de un aromático grano de café. Lo cierto es que es tan simple como preparar una taza de café instantáneo. ¿Con que tasas te encontrarás a lo largo tu trayectoria como inversionista?

Tasa de inflación: Mide la variación de los precios entre un periodo y otro. Para entender qué tan mala fue la decisión de guardar el dinero bajo el colchón (o en una tanda, o prestándoselo a tu vecina) haz la operación: lo que guardé * (100% – %inflación). Lo que tenías en principio menos el resultado de la operación, es dinero perdido. No todo es malo, supongamos que compraste un terrenito hace tres años y deseas fijar un precio mínimo para venderlo hoy sin perder dinero. Lo único que tienes que hacer es buscar la inflación acumulada en esos tres años y calcular lo que pagaste * (100% + %inflación acumulada). Ya tienes un tope mínimo para la operación.

Tasa nominal: Es la que los bancos ofrecen en su publicidad. Suele “venderse” en forma anualizada y tú te conviertes en víctima del banco si no tomas en cuenta que el pagaré que compraste a tres meses dará una cuarta parte de ese rendimiento (12/3 =4) y además debes descontar comisiones, impuestos e inflación.  Esto nos lleva a:

Tasa real: Huirás para siempre del ahorro bancario cuando te sea claro que terminas perdiendo dinero, pues la tasa real (tasa nominal – comisiones – inflación) es negativa. Tu mantra como inversionista debe sonar parecida a “la tasa real es el premio de mi esfuerzo, mientras más grande, mejor”

Tasa CETE: Un negocio también es una inversión pero, cuidado, el empresario tiene que saber que un negocio no puede conformarse con tasa de CETES (Certificados de la Tesorería, papel del gobierno) que equivale a inversiones  prácticamente sin riesgo. Un negocio implica riesgo y, por lo tanto, debe fijarse una:

TREMA: Tasa de REndimiento Mínima Aceptable que índica cuánto es lo mínimo (el piso) que deseas obtener por tu inversión y se fija en función del tiempo en que retornará y el riesgo que dicha inversión representa.

¿Otra tacita de café?

Karla Bayly

6 comments for “De tazas y de tasas

  1. Nelly...
    agosto 11, 2010 at 11:01 AM

    Maestraza!!

    Me encantan las finanzas y me encanta el café. Excelente simplificación de algo que a primera vista parece complicado. Saludos!

  2. agosto 12, 2010 at 10:30 AM

    ¡Excelente post!
    Invertir un dinerín es mi siguiente paso en esto del abarrote, aun falta, pero es buenísimo irse informando, un abrazote =)

  3. sangarser
    agosto 13, 2010 at 8:17 AM

    Y la TIR?

  4. admin
    agosto 13, 2010 at 6:58 PM

    :-)) Esa merece un post aparte, por lo pronto te puedo decir que “La TIR es cosa de adolescentes”

Comments are closed.