Control de Compras Impulsivas 2: El Poder del Reemplazo

evitar compras impulsivasEn el post anterior sobre Control de Compras Impulsivas les conté sobre mi método para convertir la posible compra en monedas poco convencionales (hipoteca, colegiaturas, etc.). Aún así hay ocasiones en que el monto de la compra parece tan insignificante o la compra tan atractiva que podemos caer en la tentación y terminamos haciendo “gastitos” que a final de mes suman una cantidad para nada pequeña.

Cuando estoy a punto de comprar algo que no necesito pero que me hace ojitos y suplica “llévame contigo” mientras me susurra que esta de oferta y es una súper oportunidad, recurro a mi segunda táctica de guerra: El Poder del Reemplazo.

¿Cómo funciona? Hace un par de días encontré un di-vi-no juego de té para ser pintado a mano casi mandado a hacer para mi Diva quien, como adivinarán, está en el apogeo de la cursilería. A punto de comprarlo surgió la pregunta: ¿Para qué lo necesito? La respuesta fue: Para entretener a la Diva y pasar un rato con ella. La segunda pregunta fue: ¿Va a funcionar? ¿Es ésa la única opción? Siendo honesta tuve que admitir que ni soñando nos iba quedar tan bonito como se ilustraba en la caja. Veamos, la Diva tiene cuatro años y yo podré saber mucho de números, pero la combinación de colores y pintar dentro de las líneas no es lo mío. En ese momento lo di-vi-no se esfumó.

El reemplazo: Recordé que para pasar un rato pintando sin elegancias tenemos en casa todo un set de pintura lavable y rollos de papel que suelo usar en mis cursos de finanzas personales así que, gracias a 10 segundos y dos preguntas, ahorré el equivalente a un tanque de gasolina y la decepción de no lograr un juego de té a la altura de exposición de cerámica.

En resumen, cada vez que estamos a punto de ser seducidos por la compra, preguntémonos qué necesidad  estamos tratando de satisfacer. Encontrarás que 95% de las veces es un deseo sin fundamento y, sin lugar a dudas, tenemos la posibilidad de reemplazar ese deseo con algo que ya poseemos o que podemos realizar por nosotros mismos. ¿Imaginas el poder reducir las fugas de tu cartera en un 95%? ¿A qué meta financiera asignarías ese dinero que no va a gastar inútilmente?

Recuerda que las finanzas sanas no significan castigo, privaciones ni autoflagelación. Las finanzas sanas o salud financiera significan usar el dinero como una herramienta de forma inteligente para conseguir aquellas cosas que REALMENTE necesitamos.

¿Mi tarde de pintura? ¡Increíble! Nada como hacer una pausa en las obligaciones del día y regalarte un tiempo con tus hijos.

Karla Bayly

Pd. Si quieres descubrir tu calificación como comprador compulsivo puedes dar clic aquí

3 comments for “Control de Compras Impulsivas 2: El Poder del Reemplazo

  1. septiembre 30, 2010 at 9:49 AM

    Hola Karla,

    ¡Excelente entrada! Me ha parecido por demás interesante la técnica del reemplazo, en verdad muchas veces sólo estamos viendo lo que nos presentan en una primera instancia.

    Actualmente estoy tratando de implementar el cambio hacia la vida minimal en mis hábitos vitales y creo que efectivamente una idea responsable es contar con los elementos que realmente ocupas.

    Es el día que yo no puedo dejar de pensar en el iPad, pero tengo que espera un poco más, sé que si la usaría como todos mis demás “juguetes”, pero aún así aún quiero corrobar que no es un gasto por impulso.

    Saludos y reitero excelente entrada…

    Omar Carreño

  2. admin
    octubre 1, 2010 at 9:40 AM

    Gracias Omar!! Yo también DESEO un Ipad, desafortunadamente la técnica de la moneda y el reemplazo han resultado poderosísimas y no hay manera de encontrarle utilidad/necesidad… aún.

    Esperemos a que los “early adopters” nos la bajen de precio y así poder comprarla sin culpas 🙂

Comments are closed.