Algo en lo que nunca debes ahorrar

lucha contra el cáncer de mamaSer madre es algo que jamás soñé pero de lo que no me arrepiento en lo absoluto. Mis hijos me hacen la vida y por ellos he aprendido a poner mis deseos y necesidades en segundo término. No soy la única que piensa así. Somos millones de mujeres capaces de usar el mismo vestido una y otra vez, siempre y cuando a nuestros hijos no les falte nada. Desafortunadamente nuestra misma capacidad de desprendimiento puede poner nuestras vidas en peligro.

Más de una vez he cancelado mi revisión ginecológica porque coincidía con una junta escolar, una fiesta infantil o porque el costo de los estudios equivalía a los lentes que mi hijo había extraviado, nuevamente. El tiempo, el dinero y el pudor son los “ahorros” que muchas de nosotras hacemos a manera de demostrar el amor hacia nuestras familias ¡Vaya demostración absurda! ¿Será que somos menos valiosas que un videojuego o un par de zapatos de princesa?

El cáncer de mama y el cáncer cervicouterino son una amenaza latente para todas nosotras. De la misma forma en que cuidamos nuestra integridad cuando utilizamos el cinturón de seguridad debemos aprender a realizar la autoexploración de nuestros senos. Al igual que “invertimos” en zapatos, debemos invertir en una prueba de papanicolau. A nivel de finanzas personales hablamos de prevención y control de gastos, cuidar nuestra salud es punto primordial no solo para la salud financiera sino la más importante, vivir la vida que deseamos vivir sin que nada nos lo impida.

¿Te demandará tiempo aprender a autoexplorar los senos? No más del que te toma maquillarte para una fiesta. ¿Es incómoda y dolorosa la prueba del papanicolau? Te aseguro que has sufrido más tratando de domar a un par de zapatos nuevos. ¿Son vergonzosos el ultrasonido y la mastografía? No tanto como subirte a la báscula en la consulta del nutriólogo o tu primera sesión de ejercicio en el gimnasio. ¿Es tremendamente caro? Puedes hacerlo sin costo acudiendo a tu centro de salud o con un precio muy bajo si acudes a una fundación como el Grupo Reto. No hay pero que valga. Amar a los demás comienza por amarnos a nosotros mismos. Nuestros hijos, pareja, familia y amigos nos agradecerán que estemos dando lata por mucho tiempo. Creémelo.

¿Es este un post femenino? Absolutamente no. Si hay una mujer que te importe, este post es también para ti. No permitas que esa mujer ahorre.

Para conocer más sobre el cancer de mama da clic aquí

Para saber más sobre la prueba del papanicolau da clic aquí

Karla Bayly

10 comments for “Algo en lo que nunca debes ahorrar

  1. octubre 5, 2010 at 7:22 PM

    Excelente artículo, si hay algo en lo que no debemos escatimar es en nuestra salud, teniendo salud podemos cuidar a quienes amamos, podemos trabajar y generar dinero, podemos vivir bien.
    Lo malo es que se nos ha implantado social-mente que el estar al pendiente de nosotras es ser egoístas, primero debe estar todo mundo antes que nosotras, y eso nos vuelve sufridoras = mujeres dignas de ser amadas porque sufren =P (¡Del nabo!) ahora ¿cómo le quito esa idea a mi madre?

  2. ANA
    octubre 6, 2010 at 8:43 AM

    La salud es algo que no tiene precio

  3. octubre 6, 2010 at 9:14 AM

    Importantísimo!

  4. Diana
    octubre 6, 2010 at 3:14 PM

    Totalmente cierto. Incluso les aconsejo ir mas alla y realizarse regularmente una colposcopia en vez del papanicolau. El papanicolau resulta ineficiente pues no detecta el cancer en muchos de los casos. Esto me sucedio a mi y solo porque tuve la “suerte” de tener una infeccion y debido a eso fui en contra de mi “caracter ahorrativo” y visite al ginecologo, el cancer cervicouterino pudo ser detectado y erradicado a tiempo.

  5. octubre 6, 2010 at 6:51 PM

    Karla, me encantó tu post.

    No sólo porque como bien dices, nunca hay que escatimar cuando se trata de nuestra salud (y de nuestros seres queridos) – es parte del amor.

    También porque hablas de cáncer de mama y cáncer cervicouterino, dos males de nuestro tiempo que se pueden detectar a tiempo. Hay muchos ejemplos de mujeres valientes que han logrado vencer ambos tipos de cáncer, a quienes admiro mucho, precisamente porque pudieron detectarlo a tiempo.

    De nuevo, muchas felicidades.

  6. eva
    octubre 10, 2010 at 7:53 AM

    la salud SI tiene precio y alto, el tema que tratas, todas lo pensamos como tú pero cuando vemos lo que cuesta el ginecólogo nos tira un para atrás. Pensamos entonces en ir a la Seguridad Social , que por descontado tardará más que si vas de pago, la solución, paciencia y estar preparada para encontrar a “profesionales” poco amables. Estuve tiempo sin ir a la ginecóloga de mi Ambulatorio porque cada vez que iba me decía alguna grosería, desde que estaba gorda, (mido 1.72 y peso 69Kg, he parido dos niños) hasta una vez que tuve hongos y me dijo con desprecio “TIENES HONGOS HASTA EN LAS OREJAS”, pensé que era la única mujer que tenia hongos, en fin , esto pagando una pasta no te lo dicen y desde luego la autoestima no te la tiran por tierra. Se fue y volví ha hacerme revisiones, pero pasaron 9 años. Besos.

Comments are closed.