Compra en abonos: ¿mentiras o verdades a medias?

coppel, famsa, ofertas en abonosNo soy cliente de ninguna cadena “abonera” o de “pagos chiquitos” así que vivo pensando que las prácticas comerciales de estos establecimientos no tienen relación alguna con mi economía pero ¿es cierto que aquello que no comemos no nos hace ningún daño?

Mientras leía el periódico me encontré las promociones navideñas de Famsa que ofrecen una BlackBerry (BB8520) con un precio de contado de $3,339 en 52 abonos semanales de solo $82 pesitos. Ociosa y compulsiva procedí a calcular la tasa de interés de esta fantástica promoción y resulta, querido lector, que quien “aproveche” la promoción aceptará pagar una tasa de 52.5% de interés anual. El negocio para la tienda no es solo vender el teléfono, sino cobrar 1.5 veces lo que en un año va a estar pasado de moda y/o tendrá que reemplazar.

Ya con ganas de asustarme un poco más, encontré que por un refrigerador en abonos semanales habrá que pagar un 64% de interés anual y 56.5% por una televisión ¿y nos quejamos por las tarjetas de crédito? No quiero imaginar (ni calcular) lo que terminará pagando alguien que cargue estos abonos a su tarjeta de crédito sin ser totalero.

En más de un post publicado en este blog he repetido que las deudas y su pago son responsabilidad de cada uno de nosotros, pero cuando me encuentro con una página completa del periódico con estas promociones y en ningún lugar aparece la tasa de interés de las “ofertas” no puedo evitar enfadarme. Si por ley las bebidas alcohólicas deben especificar el grado de alcohol que contienen y los antibióticos no deben venderse sin receta médica ¿no debería TODO tipo de crédito anunciar la tasa de interés que se aceptará pagar?

La cereza del pastel llegó cuando me topé con un espectacular de Coppel que muestra a una familia feliz sosteniendo su tarjeta de crédito con la leyenda “Mejora tu vida” Un día después sigo preguntándome ¿cómo es que pagando aproximadamente 80% de CAT por esa tarjeta podría, de alguna manera, mejorar mi vida? Gracias, pero paso.

No, no soy cliente es estos establecimientos, pero bajo esas condiciones de crédito poco claras y mal reguladas, no solo los aboneros sino también los bancos tienen derecho a tasar y cobrar lo que quieren por la tarjeta de crédito que sí tengo y por la hipoteca que también tengo, haciendo de México es uno de los países con el crédito más caro. La falta generalizada de cultura financiera hace que muchas personas incumplan en el pago de sus créditos y que quienes sí cumplimos terminemos pagando el costo de la recuperación de esa cartera.

La cultura financiera es una carretera de dos sentidos. Mientras no se regulen las “verdades a medias” de quienes otorgan crédito y nosotros no nos obliguemos a comparar y ser consumidores crediticios inteligentes, seguiremos nadando entre tiburones, mintiéndonos y aceptando verdades a medias sobre nuestra capacidad de  crédito y de consumo. El crédito caro es un lastre para la economía del país y eso, mis estimados, nos afecta a todos aunque nos jactemos de nunca haber comprado en abonos.

Karla Bayly

21 comments for “Compra en abonos: ¿mentiras o verdades a medias?

  1. diciembre 22, 2010 at 10:30 AM

    Muy cierto eso de los abonos chiquitos. ¿Cómo exigir que se den a conocer esas tasas excesivas de interés?

  2. RicardoHR
    diciembre 22, 2010 at 10:55 AM

    Si es increible como esos negocios abusan de los que menos tienen, el mercado objetivo de esos es de todos aquellos que no tienen acceso a TDC por la razón que quiera uno. Entonces el resultado es. Una persona con una TDC puede ir a comprar lo último en tecnología a meses sin intereses ( lo que no deja de ser deuda) y uno que tiene menos dinero para al doble del producto similar pero de un año de antiguedad.

  3. Carlos Yeverino
    diciembre 22, 2010 at 10:56 AM

    Esas tasas son excesivas, estoy de acuerdo, pero ¿que alternativas hay para la gente que no puede hacerse de sus aparatos por medio de compras al contado?, la gente termina pagando el costo de oportunidad lo cual significa que el bajo poder adquisitivo de la gente es el caldo de cultivo de estos grandes almacenes.

    Yo me dedico a colocar financiamientos con tasas altas, los empresarios las pagan por que la banca no da respuesta, no hay acceso al crédito barato, mientras yo otorgo los recursos de inmediato.

    Mientras eso no mejore no quedará otra alternativa. Pregunta, ¿La cultura financiera va de la mano con la bonanza económica? ¿Cómo aprender a manejar la economía cuando es escasa?

  4. @McMarcs
    diciembre 22, 2010 at 11:27 AM

    Hola!

    Sobre el ejercicio de la “BlackBerry (BB8520) con un precio de contado de $3,339 en 52 abonos semanales de solo $82 pesitos” a mi me salio una tasa anual del 27.07% no se como sacaste el 52.5%

    Saludos!

  5. admin
    diciembre 22, 2010 at 11:41 AM

    Excelente pregunta! Esa es la “trampa” del cálculo. Serían 27% si nos prestaran HOY $3,339 y pagáramos $4,264 ($82 * 52) en un año. Peeeeero la realidad es que a partir de la primera semana se está “abonando” a la deuda así que después del primer pago ya no se deben $3,339 sino $3,257 (le restas los $82 del primer abono), así que aunque el cliente va reduciendo la deuda, los intereses se siguen cobrando, por explicarlo “en corto”
    Los créditos “aboneros” funcionan capitalizando los intereses cada semana (conceptos de valor del dinero en el tiempo), así que tienes que calcularlo como un crédito con pagos constantes (el abono semanal) y un valor inicial (el precio al contado) por el plazo del crédito (número de semanas) obteniendo la VERDADERA tasa de interés, en este caso del 52.5%.
    Saludos!

  6. diciembre 22, 2010 at 12:30 PM

    Está muy interesante el post, pero no me queda claro, finalmente el cliente termina pagando los $925 de mas, entonces, creo que la tasa de crédito queda en simple anécdota, creo.

    Además, sinceramente, creo que si compras a “semanalidades” una BB, algo estas haciendo o planteandote mal, para empezar no creo que necesites un telefono como una BB, es mas, apostaría que no puedes sacarle todo el provecho que es necesario, a menos de que lo quieras para presumir y mostrar, solo por eso.

    Y ojo, que la gente acá se está confundiendo, las TC, semanalidades y otros creditos funcionan diferente que los “Meses sin intereses”, que si los sabes utilizar a tu favor son utiles, obvio, son una deuda y un credito, pero bien aprovechados son un gran aliado. Lo ideal es comprar al contado, escogiendo un buen precio, pero si no tienes ese dinero en el momento lo mejor sin duda son los meses sin intereses, o el crédito al costo mas bajo.

  7. diciembre 22, 2010 at 12:37 PM

    Hola Karla, por acá dando una vuelta por tu Blog

    A mi me toco trabajar ofreciendo tarjetas de crédito para gente que necesitaba ampliar su casa… era un producto exclusivo de HSBC en asociacion con la cementera Apasco.

    Me tocaron clientes que ni siquiera sabían que era la Tasa de interés… y la verdad ni les interesaba, tampoco cuanto se podían endeudar si no pagaban a tiempo, porque era a 12 meses la compra, cuando trataba de explicarles me decían “Si si no importa, démela!” casi apurándome a tramitársela porque era una tarjeta de Autorización Instantánea, podían realizar la compra el mismo día que la solicitaban.

    Ese tipo de actitud y desinterés de los clientes son lo que ocasiona los problemas con el sobre endeudamiento.

    Muy buen post Saludos!

  8. @McMarcs
    diciembre 22, 2010 at 12:42 PM

    No estoy de acuerdo con la tasa del 52.5% porque si fuera así terminarías pagando 5091 pesitos, pero bueno, por ahí dijeron que la tasa de intereses es lo de menos. El tema es que esas tiendas ganan un montón y tu pierdes, pues también hay que agregar que una BB no valdrá lo mismo hoy que en un año.

    Saludos!

  9. Luis Estrada
    diciembre 22, 2010 at 12:46 PM

    Cómo se calcula la tasa?

  10. Joan Lanzagorta
    diciembre 22, 2010 at 3:41 PM

    Karla, me encantó tu post pero sobre todo la conclusión: tienes mucha razón.

    Me parece muy importante compartir este tipo de reflexiones para abridor los ojos a la gente.

  11. diciembre 23, 2010 at 3:56 AM

    Hola Karla,

    Me ha parecido muy instructivo tu ejercicio.

    Nos metemos en compras pagando unos intereses desorbitados y la raíz del problema es nuestra falta de educación financiera.

    Yo llevo menos de un año preocupándome por la economía de mi casa, antes no nos planteábamos nada, simplemente gastábamos si teníamos y nos esperábamos cuando no había.

    Durante este año me he dado cuenta que lo poco que yo he ido aprendiendo es una inmensidad con respecto a lo que sabe la gran mayoría.

    La educación financiera hoy en día es tan importante o más que cualquier otro estudio. Puede marcar la diferencia de estar bien a perderlo todo, incluso la salud.

    Muy buen artículo.

    Un saludo,

    Inma.

  12. admin
    diciembre 23, 2010 at 8:27 AM

    Gracias a todos por sus comentarios! Luis, yo uso la calculadora financiera q me lo da automático y en Excel la función de “pago” (payment) junto con una macro en solver (lo uso mucho así que la automaticé) pero una tablita de amortización sencilla sirve igual. McMars: Sigues considerando un solo pago para amortizar la deuda y no las amortizaciones semanales, por eso no te da la tasa (error frecuente en clase), hacer post al respecto es medio aburrido pero puedes checar cualquier apunte de mate financiera y ahí vienen ejercicios similares.
    Saludos y Felices Fiestas!!

  13. @McMarcs
    diciembre 23, 2010 at 4:38 PM

    Hola disculpa mi insistencia pero me estas diciendo que esta formula esta mal?

    F = P (1+i*n)
    donde:
    F = valor futuro
    P = valor presente
    i = tasa de interés
    n = tiempo

  14. admin
    diciembre 23, 2010 at 6:16 PM

    @McMarcs,

    La fórmula está perfecta, lo que no está bien es su aplicación. En este caso debes utilizar:
    A=VP*[(i*(1+i)^n)) / ((1+i)^n-1)]

  15. MomBita
    diciembre 27, 2010 at 2:05 AM

    Hola Karla, fíjate q mi madre por azares del destino tiene una cuenta en una de esas tiendas desde hace casi 20 años así q yo muy curiosa pregunté cómo era eso de los intereses; me explicaron q si llegas a caja y les dices q es a capital te lo abonan y te “ahorras” los intereses q le van cargando, es decir; si sólo llegas y pagas “por adelantado tus semanas” tienes un colchón por si no puedes ir a pagar pero te cobran el interés, sin embargo si pagas “a capital” el cajero lo debe poner íntegro y aunque no es colchón si reduce los intereses y el ticket sale con esa leyenda.

    Claro, si la gente no tiene ni idea lo q son intereses ni capital pues nunca preguntarán nada…

    Saludos

  16. Flower
    abril 1, 2011 at 12:40 PM

    Hola, yo siempre he comprado en coppel y no creo que me carguen la cuenta de más, por ejemplo, acabo de comprar un librero que cuesta a 1,199.00 de contado y a crédito me quedo a 1, 523. 00 ($ 324 de interés que no se me hace mucho) y me piden un abono mensual por 12 meses de 127.00 c/u (No di enganche). Entonces 127.00 x 12 = 1,524. 00, (valgame me estan robando un peso). Tengo 5 años con el credito coppel y nunca me ha tocado que me cobren la mensualidad de más a menos que uno se atrase, pero yo tengo la costumbre de pagar a tiempo.
    Creo que a lo que te refieres es más bien a las empresas que ofrecen productos a pagar semanalmente que según la profeco son las que cobran más tasas de interés.
    Yo me quedo con mi crédito coppel.
    Saludos.

  17. Valeria
    abril 11, 2011 at 10:54 AM

    Mientras no tengamos cultura financiera, seguiremos en la “carrera de las ratas”. Por supuesto las empresas encantadas de la vida.

  18. pgisal
    enero 30, 2012 at 7:48 PM

    Hola, yo soy extranjero, recién llegado a México. Hace dos días me compré una macbook en palacio de hierro. Me preguntan al contado o a “meses sin intereses” y digo ; “al contado” pero claro, yo doy por supuesto que si pago al contado me sale más barato (porque donde se ha visto que te aplazan el pago sin cobrarte intereses) y me dicen que no. Bueno, lo acepto resignado no entendiendo nada. Al día siguiente mientras leo el diario, veo un anuncio de las Macstore en donde dice. Precio X, a meses sin intereses y descuento de 1000 pesos si pagas al contado. Exclamo; Claro!! eso ya tiene más lógica para mí. Recorto el anuncio y me voy a Palacio de Hierro indignado. Pido cita con atención al cliente y con mucha paciencia les digo que no tiene ningún sentido que no me bonifiquen el pago al contado (y para muestra les enseño el recorte de periódico).. Tanto dependientes como atención al cliente me dicen que tiene todo el sentido lo que digo… A ver qué pasa…. Desde luego si no te dan bonificación por pagar al contado, es que están locos porque perjudicar a los que pueden pagar de contado contra los que pueden pagar a plazos es la peor política comercial que un departamental puede tener para atraer a clientes con poder adquisitivo.

  19. pgisal
    enero 30, 2012 at 7:53 PM

    Ah, y resulta que llegué a este blog porque trataba de informarme sobre esta cosa “tan rara” a la que llaman “meses sin intereses”. Acaso no hay un supervisor de consumo. Un título así de engañoso no duraría ni cinco segundos en muchos países.

Comments are closed.