Cuando las cosas salen mal

cuando las cosas salen malUno de mis colegas cuyo trabajo sigo y admiro desde hace tiempo pasa hoy por una situación complicada como familia. No importa lo mucho  que él y su esposa hayan trabajado en fijar metas, ser ordenados y disciplinados tanto a nivel personal como en lo económico, a veces hay circunstancias que salen de nuestro control y amenazan con derrumbar nuestro proyecto de vida.

Cuando las cosas salen mal reaccionamos a través de un proceso de duelo, pues vemos amenazado algo que nos importa demasiado. Dicho proceso tiene varias etapas, saber en cual estamos ayuda a transitar por ellas y, si es necesario, pedir ayuda cuando nos hallamos atorados sin posibilidad de avanzar. Es importante decir que cada persona avanza a su propio ritmo, cuando la situación involucra a varias personas puede que no todos avancen al mismo tiempo, todo depende de las herramientas y ayuda con que cada uno cuente.

1)Negación: Nos permite defendernos y negar la situación por la que atravesamos amortiguando el dolor de la pérdida. Se caracteriza por pensamientos del tipo “No está sucediendo” o “todo se acabará pronto”

2)Enojo: Se expresa como enojo y explosiones fuera de control a veces proyectada hacia personas cercanas. Hay resentimiento y un sentimiento de injusticia ¿porqué a mi?

3) Pacto o negociación: Se intenta llegar a acuerdos del tipo “si yo cambio esto  o aquello se puede alejar” Es un intento por superar lo que se está viviendo.

4) Depresión: cuando no se puede seguir negando la persona se derrumba y aparece la tristeza muchas veces manifestada como depresión. Esta etapa puede ser la más dura de sobrellevar y también la más larga y no parece haber forma de encontrar el lado positivo a lo que se vive. Más que buscar “animarse” es deseable aceptar el dolor y expresar los sentimientos al respecto.

5) Aceptación: La aceptación no significa la llegada de la felicidad pero sí de cierta paz y tranquilidad y de ellas surge la esperanza.

Lo único que quiero añadir es que tendremos muy presente a mi colega y a su familia esperando que reciban toda la fortaleza y consuelo que necesitan para superar juntos esta etapa y puedan pronto tomar el rumbo que los vientos favorables les marquen.

Karla Bayly

5 comments for “Cuando las cosas salen mal

  1. Adriana
    enero 31, 2011 at 12:38 PM

    Hola Karla.. soy fiel seguidora de tu blog, sin embargo este comentario no es referente a este Post, si a un comentario que dejaste en el blog de So, la verdad quedé con mucha curiosidad de saber si pudieras platicar un poco más de esa situación del 60% del ingreso con el que vive tu amiga.. muchas grs! y espero que todo salga bien con tus amigos..

    GRS

  2. Amparo Urbina
    enero 31, 2011 at 1:27 PM

    Karla buen día. Te agradezco mucho el blog. Es reconfortante saber que a pesar de sentir que el dolor y la desesperación te aplastan y te sofocan, todavía hay personas que sin conocerte, te desean cosas buenas y te reconfortan con sus palabras. Nuevamente Gracias.

  3. enero 31, 2011 at 1:31 PM

    Hola Karla,

    Tu post me produjo una combinación intensa de sentimientos y emociones, como cuando uno se siente tan feliz, que los ojos se llenan de lágrimas.

    Algo que ha sido muy importante para mi esposa y para mi en estos momentos es el sentirnos acompañados por los amigos. El apoyo incondicional y las muestras de cariño nos dan la fuerza necesaria para mantenernos en el camino.

    No sabes cómo te lo agradecemos, de todo corazón. Un fuerte abrazo para ti y tu familia.

    Joan

  4. febrero 4, 2011 at 9:49 AM

    Hola Karla, muy buen post. Las emociones dominan lo que hacemos, lo que comemos y lo que gastamos!. Creo que debemos a aprender a identificar estas etapas en nuestros problemas, aunque hace falta mucha humildad y sencillez para lograrlo, tal vez eso es lo más difícil.
    Saludos!

Comments are closed.