Dinero y Adolescentes

cuanto dinero dar a los hijosHablar de dinero entre adultos no es sencillo. Hablar de dinero entre adultos y adolescentes tampoco lo es.  Un adolescente es un adulto en proceso que se encuentra en la mitad de cambios en las partes más importantes de su vida. Quien se atreve a recordar sus años de adolescente o tiene la oportunidad de convivir con uno sabrá que en esta época de la vida las cosas no tienen matices, todo es blanco o negro. Así que tratar de ayudarles a establecer una sana relación con el dinero puede ser una operación casi quirúrgica que no amenace con coartar su libertad ni establecer controles a los muchos que ellos perciben.

Ayudar a un hijo a ser independiente en el manejo de su dinero le ayudará a establecer bases sólidas para su futuro como adulto. Parte de la felicidad de nuestros hijos consistirá en no tener que sufrir por cuestiones de dinero así que definitivamente vale la pena intentarlo. Usar el dinero no como medio de control, como castigo o recompensa sino como una preparación para su independencia futura puede ser uno de nuestros mayores satisfactores como padres.

¿Cuánto y cómo dar dinero?

Muchos padres suelen dar el dinero a cuentagotas, “X” cantidad para ir al cine y “Z” cantidad para ir a la papelería por material escolar. Bajo este esquema es difícil que el adolescente aprenda a administrarse. Lo recomendable es comenzar asignando una cantidad semanal que cubra las necesidades que enfrenta. Una forma de estimarla es llevar la cuenta de lo que se le va dando a lo largo de un par de semanas y así poder establecer un presupuesto.

Prepárate para las fallas

Como adultos no es fácil llevar un presupuesto, así que no esperes que tu adolescente sea un experto al primer intento. Habla con él o ella antes de darle luz verde y establezcan mecanismos de comunicación para saber si todo marcha sobre ruedas pero también sé firme si no cumple con lo acordado. Si cedes ante el primer chantaje sobre lo mucho que sus amigos van a tener para gastar el sábado (y que él ya gasto desde media semana) el ejercicio no servirá de mucho.

Límites y responsabilidades

Quiere a tu hijo por lo que es y trátalo como quieres que sea. Acepta que quizá no sea capaz de obtener un sobresaliente a la hora de ejercer autocontrol y poner un límite a sus gastos, pero si estás ahí haciendo función de portero para que sus impulsos no le metan gol poco habrás de ayudarlo. Déjale saber que confías en que será capaz de ser responsable y poner un límite a sus antojos. Pero cuidado, esto no significa que le des una extensión de tu tarjeta dorada y confíes plenamente (vas a terminar pagando mucho dinero) debes fijar un límite a su libertad.

“Lo que yo no tuve” y el “todos lo tienen menos yo”

Quítale la emocion al dinero. El dinero quizá aminore la culpa (cierta o imaginaria) pero no arregla el problema de fondo. El que tú no hayas tenido un auto deportivo a los 15 años no significa que tengas que vivir ahogado en deudas para que tu hijo lo tenga. Si no puedes pagarlo, no puedes pagarlo y punto. Conocí a una dama sabia que no compraba a sus hijas nada que fuera más caro (zapatos, vestidos o tratamientos de belleza) que la versión que ella usaba ¿su justificación? Ella decía: “Porque la que sale trabajar todos los días soy yo y no ellas”. Puede sonar muy duro pero conozco casos de señoras que no tienen para el al ginecólogo o al dentista pero todos sus adolescentes usan un smartphone. Si tu adolescente quiere gastar mas allá de lo que tú puedes darle, invítalo a conocer el valor del dinero haciendo pequeños trabajos. Ojo no le pagues por ayudar en casa, esa es su obligación.

Invítalos a tomar decisiones

Hay familias en donde el tema de dinero es tabú y nunca se trata delante de los hijos, de tal manera que éstos nunca se enteran si la familia pasa por una mala racha y encuentran difícil entender porque sus necesidades no pueden satisfacerse. Invitarlos a enterarse de la situación familiar así como participar en la asignación de ingresos en diferentes rubros puede ganar no solo su confianza sino su ayuda para optimizar los gastos.

Karla Bayly

9 comments for “Dinero y Adolescentes

  1. Said
    febrero 23, 2011 at 1:21 PM

    Hol Karla!.

    Este post me hizo recordar muchas cosas. Buenas y no tan buenas.

    Tienes mucha, pero muchísima razón en el último punto. Pareciera que el tema del dinero fuera secreto de estado y para nada se toca. Así es imposible que el niño, o adolescente pueda obtener un aprendizaje.

    Me agrada mucho que toques estos temas. ¡Cuantas vidas puede cambiar!.

    Gracias.
    Saludos

  2. febrero 23, 2011 at 7:54 PM

    Este es un tema que no sólo debe discutirse en la pareja, sino con el núcleo familiar… las emociones que contruimos a lo largo de nuestra juventud con relación al dinero pueden ser determinantes en nuestra relación futura con él, por lo tanto tener una relación que se perciba como natural será de gran beneficio para los hijos.
    Interesante tema, Karla… y creo que amerita indagar un poco más. Quizá sería interesante conocer estrategias puntuales de cómo hacer a los hijos participar de las discusiones financieras del hogar o métodos para educarlos en la preparación y seguimiento de un presupuesto.

  3. admin
    febrero 23, 2011 at 9:31 PM

    @Said, me hiciste el día. Tener la posibilidad de tocar una vida con algo positivo debe ser la finalidad de todo ser humano, si lo logro, con algo pequeño quiere decir que no pasé por aquí sin dejar nada a cambio. Gracias!!

    Les cuento que ya tengo los audios del radio (¡si!) Y poco a poco los iré subiendo, el tema de hoy es una de las cápsulas y complementa este texto.

    Saludos!

  4. Julio
    febrero 23, 2011 at 9:57 PM

    Buen día Karla,

    Gracias por este nuevo artículo. Hace poco ví un video que estoy incluyendo y que habla de un concepto que me pareció muy interesante: “diferir la recompensa inmediata, en busca de una recompensa mayor”. Me gustó tanto que compré el audiolibro y lo compartí con mis hijos a los que les pareció “cool”.

    Creo que es un buen apoyo para iniciar a los hijos en la formación de ingresos pasivos.

    http://www.youtube.com/watch?v=Bes_7wQlmus&feature=related

    Saludos,
    Julio

  5. AJENJO
    marzo 2, 2011 at 9:46 AM

    Creo que el segundo punto es muy importante: esperar muchas fallas. Yo tengo treinta años y para bien o para mal, apenas estoy entendiendo que el dinero no es un ente, sino que es eso: DINERO!, empiezo a verlo como una cuerda atada a tu mano: tú sabes cuanto jalas, cuanto aflojas, cuanto enrollas, jaja, no se, en cuanto adquiri conciencia de que el dinero debe administrarse, lo primero que vino a mi mente fue una cuerda… (y tengo 30 :S). A lo que voy es que es muy dificil que un adolescente entienda eso, no se, yo recuerdo mi adolescencia y carecí de muchas cosas, aun así, no veia al dinero como algo que administrado, rinde frutos, sino solo como la manera de obtener algo más de manera inmediata. Mi nena caba de nacer así que tomaré nota. Muy bueno el post!

  6. Alfredo
    agosto 3, 2011 at 2:51 PM

    Excelente articulo, nos recuerda o re-afirma lo que todos de alguna manera sabemos que debemos hacer como padres.

  7. agosto 24, 2011 at 4:03 PM

    Sería excelente brindar talleres y cursos sobre finanzas a los adolescentes para que sepan como manejar bien su dinero y sobretodo enseñarles la importancia del dinero “bien habido” y que se lo ganen producto del trabajo honesto.

Comments are closed.