De náufrago a sobreviviente

como sobrevivirHace nueve meses llegué a mi nueva ciudad. Mi primera incursión en sociedad consistió en inscribirme a un grupo de recién llegados a este terruño formado casi en su mayoría por expatriados aunque los extranjeros en nuestro propio país somos también bienvenidos.

Después de estos meses de convivencia he notado que la conducta de los integrantes del grupo se divide en dos categorías: los náufragos y los sobrevivientes. Los primeros permanecen en una zona segura, la playa, durmiendo al aire libre mientras esperan ser salvados.  Evitan al máximo adentrarse en la jungla y sobreviven racionando los pocos víveres que lograron rescatar del naufragio. La quejumbre es una constante y todo lo que no es igual al lugar de donde provienen es una locura.

Los sobrevivientes actúan muy diferente. Su primer impulso es asomarse a ver qué encuentran detrás de los matorrales. Se atreven a probar frutas extrañas y aunque confían en que eventualmente serán salvados, no dudan en poner un techo sobre su cabeza. Aún con miedo de ser devorados se atreven a interactuar con las tribus locales y hasta aprenden el lenguaje. Saben que siempre habrá algo que añorar, pero tal vez exista algo genial que descubrir.

Cuando tu barco naufraga, ya sea que perdiste tu trabajo, te encuentres con una enorme deuda o no se pare una mosca en tu negocio, la única persona capaz de decidir tu actitud al respecto eres tú. Es verdad, es muy duro no poder desayunar con champagne pero no será más fácil si vives en la quejumbre constante recordando los buenos tiempos.

¿Quieres sobrevivir al naufragio? Entonces adáptate a tu nueva circunstancia, busca clientes en donde no los habías buscado antes, cambia tu modelo de negocios, aprende a vivir con un presupuesto y a beber limonada en lugar de champagne. En esta isla desierta  no habrá un hada madrina que traiga más clientes a tu negocio ni aparecerá una tía solterona dispuesta a heredarte su fortuna. De ti depende que tan bien o tan mal la pasarás mientras vienen a rescatarte o la tribu local te acepta como uno de sus integrantes.

¿Qué vas a hacer tú para adaptarte?

Karla Bayly

6 comments for “De náufrago a sobreviviente

  1. abril 4, 2011 at 7:52 AM

    Karla,

    Algunos tips sobre las tribus locales. Les gusta comer carne asada por las noches ( y no no es de los expatriados) dicen que les queda “con madre” (una expresión que usan mucho). Que son directos al hablar. No se andan por las ramas ( eso indica que no son changos).Una cosa que los vuelve loco es el color amarillo o el azul. Debes decidirte por uno de los dos porque sino lo de extranjera se te notará más. Si ves que uno dicen tigres no te espantes son los amarillos y se juntan en tribu cada dos semanas en un Volcan. Si te decides reunirte con ellos, al menos esos días tendras de enemigos a muerte a los azules con rayas.

    Les gusta mucho trabajar y cuidar el dinero. Eso indica que llegaste a una buena tribu. Puede ser el paraiso para alguien como tú que se dedica a enseñarles el buen manjeo de la lana. Llegaste a buen lugar.

    Una cosa más. Dicen que si les caes bien son los mejores amigos del mundo. Que si alguien de ellos te considera su amigo lo hará para toda la vida.

    Espero estos tips te sean de utilidad para sobrevivir a tu nueva aventura. Tienen muchas otras cosas buenas que luego te las digo.

    Saludos,

    Eloy López.

  2. abril 4, 2011 at 12:12 PM

    Yo he cambiado de ciudad muchas veces y estoy totalmente de acuerdo con la analogía. Yo sé que tú y el Hombre Guapo son sobrevivientes y seguro que en tu nueva ciudad ya se están haciendo su espacio propio.

    ¡Manos a la obra!

  3. abril 4, 2011 at 8:56 PM

    Qué interesante! yo he de confesar que a veces he nadado de a muertito, para que me lleven las olas a buen puerto… demasiado cómodo y no siempre sale como uno espera. Ahora estoy más con la actitud de sobreviviente, pero no es fácil.

  4. admin
    abril 4, 2011 at 9:39 PM

    Gracias por comentar 🙂

    @Eloy, creéme que algunas, como la carne asada los jueves por la noche, ya están más que dominadas, jajaja. Y otras pronto lo estarán.

    Creo que lo importante es quitarse el miedo y creer en lo que podemos lograr sin quedarnos estacionados en lo que fue y, como bien dice Adina, aplica en cualquier aspecto de la vida, no solo con los dinero$

    Abrazo!

Comments are closed.