Tengo talento, no me hablen de dinero

clan financiero lecciones de finanzas

El clan financiero vuelve al ataque. Esta vez elegimos como tema de la serie: Películas con enseñanza financiera. Yo elegí Burlesque.
 

Ser talentoso en lo que haces no te exime de la responsabilidad de cuidar tu dinero, es la enseñanza financiera que podemos obtener de la película Burlesque (Steve Antin, 2010). Esta película podría no ser digna de ninguna colección de DVD’s pero esa es otra historia… Contiene lecciones de finanzas de las que todos podemos aprender:

Lección #1 Cuida tu dinero: Alí (Cristina Aguilera) sale de su típico pueblo en-el-medio-de-la-nada hacia Los Angeles dispuesta a cambiar su destino ¿Primer error financiero? Guardar sus escasos dólares no debajo del colchón, sino dentro del WC en un hotel de dudosa reputación. En un país donde abrir una cuenta bancaria es más fácil que elegir un café en Starbucks cuesta trabajo adivinar en qué diantres estaba pensando. No importa lo mucho o poco dinero que tengas, nunca te expongas a perder el fruto de tu trabajo de una manera tan tonta.

Lección #2 Acepta tu responsabilidad: Por su parte Tess (Cher), dueña del club Burlesque el cual, en todas las escenas se ve lleno a reventar, lucha cada día por llegar a fin de mes. ¿Su problema? Una hipoteca que para ella son “malditos números”. Tu patrimonio no es una cuestión de números (y mucho menos malditos). Si acordaste con el banco, que no es ningún ángel de la caridad pero tampoco un demonio malvado, cierta cantidad a pagar, tu responsabilidad (porque la debes haber leído, aceptado y firmado) es generar el flujo de efectivo suficiente para cubrirla mes a mes.

Lección #3 Aprende a administrar: He aquí la parte que me apasionó, financieramente hablando, de esta película. Muchos hemos emprendido un negocio porque somos muy buenos en lo que hacemos y creemos que ésa es la garantía del éxito. Pero, querido lector, un negocio sin una buena administración, no importa nuestro inmenso talento, está destinado a naufragar.

Lección #4 Tu talento y entusiasmo no lo son todo:La película muestra a una Cher que ama lo que hace, tiene una clientela fiel, un negocio lleno todas las noches pero ningún sentido como empresaria. Cada noche sus bailarinas sangran el bar (donde está el verdadero negocio) tomando bebidas antes, durante y después del show mientras la mujer sufre porque el banco no comprende que ella le echa muchas ganas (identifíquese aquí el que llora porque el banco le quiere cobrar todas esas fiestas que invitó a sus cuates). Tu salud financiera depende de reconciliarte con las sumas y restas que aprendiste en tercero de primaria. ¿No te las aprendiste? Toma un libro y aprende ahora.

Lección #5 Se consciente de lo que vales: Mientras tanto Cristina Aguilera es el ejemplo de los que llegamos a un trabajo dispuestos a demostrar lo que valemos, el problema es que, a ciencia cierta, no sabemos cuánto valemos. Alí (Aguilera) resulta ser la gallina de los huevos de oro que hace que los clientes hagan largas filas para entrar al club pero jamás pide un aumento de sueldo ni le pasa por la mente cobrar un porcentaje sobre las entradas.  Los milagros sí existen, pero es muy desgastante esperar que sucedan para que otros valoren nuestro trabajo. Aprende a valorar el tuyo, cuando tú lo respetas, los demás comienzan a hacerlo.

¿Estás sufriendo por conocer el final? Puedes estar tranquilo, todo se resuelve… pero por un momento, donde cortan y sale “The End” porque en realidad las mermas del negocio nunca se detienen, a pesar de tener un club lleno no aumentan el precio de las entradas y la protagonista no demuestra sentir la inquietud de continuar creciendo profesionalmente. Pero, si de todas formas te animas a verla, la música es buena.

Para leer sobre la siguiente película, da clic para ir al blog de mi querida Regina Reyes-Heroles, Vivir como Reina y Gastar como Plebeya

Karla Bayly

6 comments for “Tengo talento, no me hablen de dinero

  1. agosto 19, 2011 at 8:33 AM

    Qué fuerte! Ahora que la analizas, esa peli tenía mucho potencial para ser memorable, ¡y mira lo que hicieron! Se colgaron de la fama de las actrices -ahí sí, ellas seguramente cobraron un buen sueldo, y dejaron que el guión fuera como el dinero de Alí: guardado en el WC.

    Maravillosas lecciones las que analizas. De verdad que me voy a acordar siempre de un par 😉

    Besos

  2. agosto 20, 2011 at 9:25 AM

    La historia del negocio de Cher en la película es la típica de muchos dueños de negocios en México: super orgullosos porque son sus propios patrones, nadie les manda pero en realidad están peor que si fueran empleados.

    Pero llenos de orgullo…y de deudas. No crean prosperidad para ellos, ni para sus familias, pero trabajan largas horas sin ver la luz al final del tunel.

    No he visto la película, pero ahora seguramente lo voy a hacer.

    Excelente análisis , tan bueno que hiciste interesante una película que de entrada es mala.

    Saludos

  3. Margaret
    agosto 20, 2011 at 2:55 PM

    Esta es la eterna historia de gente talentosa que no logra avanzar por no tener un poco de educación financiera y malicia. Es una historia muy frecuente en México, donde muchos dueños de negocios se conforman con lo que vaya saliendo, y la vida entonces, es un círculo defectuoso que no deja de dar preocupaciones, deudas y poco avance para generar prosperidad genuina. Muy interesante lo que he leído hoy. Gracias.

  4. agosto 25, 2011 at 11:01 AM

    Con toda la humildad me atrevo a aportar mi granito de arena a la cadena de posts relacionados con lecciones financieras que se pueden desprender de las películas.
    La película que escogí se titula “Megamind”.
    http://inteligenciafinanciera.com/2011/08/25/dime-con-quien-andas/

    Aprovecho para presentar mis respetos a los bloggers del “Clan Financiero” .
    Alberto Mayagoitia

Comments are closed.