Dile adiós al pasado

cambiar creencias, decir adiós al pasadoEste es un fragmento del correo de una lectora:

“Estoy un poco angustiada porque el tiempo pasa muy rápido y necesito establecer orden en mi dinero. He crecido con la información errónea de que como tengo una veta artística importante pues de seguro era muy torpe para hacer dinero.

Todo esto tiene que ver quizá con algo que me pasó cuando era niña: 1. Abrí una cuenta de ahorros en Serfin (yo tenía 7 años),  un cambio de moneda o algo terrible ocurrió y el ahorro de un año y medio se perdió, creo que mi papá me acompañó y lo que logramos recatar del banco era nada! 2.Ahorré en una alcancía de Misha, monedas importantes… cuando ya estaba llena la alcancía, descubrí que una sirvienta había cortado la cabeza del oso y robado todo mi ahorro, yo encontré la alcancía tirada en un jardín del vecino, por supuesto vacía!!!”

Dice el dicho: “Una de las ventajas de haber tenido una mala infancia es crecer” Crecer nos hace madurar y nos da el poder de tomar el control de nuestras vidas decidiendo qué es lo que nos funciona y qué es lo que queremos dejar atrás. Llega el momento de atreverse a cambiar creencias.

¿En realidad te funciona creer que un artista está condenado a ser pobre? Por mencionar dos entre muchos otros, Pablo Picasso y Salvador Dalí son un claro ejemplo de artistas que aprendieron a capitalizar su talento y disfrutaron de su riqueza en vida. Si equivocarse alguna vez fuera la antesala del fracaso absoluto, ningún ser humano caminaría y, mucho menos, sería capaz de llevarse alimento a la boca.

Muchos, me incluyo, hemos sido víctimas del saqueo de nuestra alcancía (llámese Misha, cuentas del ahorro nacional, pirámides o inversiones con Madoff) la diferencia estriba entre quedarnos “atorados” en la inmovilidad y no volverlo a intentar o:

  1. Atrevernos a preguntarnos ¿qué hice mal?
  2. Responsabilizarse y agradecer la experiencia
  3. Informarnos, observar, aprender
  4. Volverlo a intentar

No hay que preocuparse sino ocuparse. Mañana siempre será más tarde que hoy. Si te preocupa no tener ahorros para la vejez ¡comienza a ahorrar hoy! Si te preocupa quedarte sin trabajo ¡haz lo posible por conservarlo o por buscar uno más estable! Si te preocupa que tu negocio no marcha bien, deja de quejarte y busca quien te ayude a enderezarlo.

Saqueadores de alcancías siempre han existido y seguirán existiendo. La macroeconomía jamás ha tenido buenos modales y no hay evidencias de que aprenderá a comportarse. Cada uno de nosotros decide si le funciona refugiarse en una concha o creer que es capaz de cambiar un destino de zozobra financiera.

El diálogo interno, lo que nos decimos a nosotros mismos, configura nuestras acciones. Somos lo que creemos. Lo anterior no significa “creernos” ser capaces de volar y subir entonces con una capa a la azotea, pero sí revisar lo que creemos y verificar si aún es válido. Creer que alguien robará nuestra alcancía o creer que ya estamos suficientemente grandes como para impedirlo…

¿Tú que quieres creer?

Karla Bayly

5 comments for “Dile adiós al pasado

  1. Margaret
    septiembre 5, 2011 at 12:26 PM

    Es importante revisar muy bien el diálogo interno, porque vaya si éste decide sobre nuestra acciones. Hay muchos eventos traumáticos relacionados con las finanzas que es necesario sanar lo más rápido posible. Qué bueno que hay otros caminos para poner orden y no detenerse más.

    Gracias Karla por este DILE ADIÓS AL PASADO!!!!

  2. Carlos Yeverino
    septiembre 5, 2011 at 4:55 PM

    Definitivamente el miedo no debe paralizar, el dinero es una energia que hay que canalizarla correctamente, no perderla por miedo.

    Saludos Karla

  3. septiembre 5, 2011 at 6:23 PM

    ¡Buenísimo! a veces nos da miedo el ‘experimentar’ con el dinero, porque nos cuesta mucho juntarlo, pero el chiste es aprender de los errores =)

  4. noviembre 26, 2011 at 10:55 PM

    El robo de la alcancia ofrece tambien una gran leccion sobre la importancia de la diversificacion. Exponernos a perderlo todo como causa de un solo evento es un riesgo demasiado alto… por suerte existen alternativas para disminuir esa posibilidad!

  5. diciembre 27, 2011 at 8:56 AM

    Muy de acuerdo, el aferrarnos a un pasado que nos causa dolor es aferrarnos al no querer progresar es querer estar muertos en vida, y realmente ¿ valdrá la pena dejar pasar las maravillas de un nuevo desperar? Como una ves escuche si no fue suficiente con pasar la pagina pues quema el libro y sonríe por que la vida es un milagro vivirla.

Comments are closed.