Los 4 “No’s” ante una posible crisis

que no hacer ante la crisis¿Crisis sí o crisis no? Nadie lo sabe a ciencia cierta, más que de factores macroeconómicos parece que dependemos del estómago y percepción del riesgo/ganancia de quienes pueden manejar la economía. Lo que es un hecho es que, independientemente del resultado final de este estado de incertidumbre, hay cosas sensatas que podemos hacer para cuidar la economía personal pero, sobre todo, cuatro cosas que debemos evitar a toda costa: 

  1. No gastes lo que no tienes. El consumo es el motor de la economía y es un error tanto detenerlo como el disponer de ingresos con poca posibilidad de materializarse recurriendo al crédito para realizar esas compras. Las firmas de fantasía (por aquello de que quien firma lo hace fantaseando con que sí le va a alcanzar o sí cobrará ese bono) son lo más insensato en tiempos tanto de crisis como de estabilidad. En este rubro se ubican las vacaciones que vas a firmar a meses sin intereses porque planeas recibir un bono extraordinario por ventas del próximo semestre o el dinero que tal vez te pague tu primo quien te lo debe desde hace un año.
  2. No inviertas en “súper-oportunidades” que no entiendes a la perfección. Los tiempos de crisis son tiempos de oportunidad, es verdad, pero también surge la oportunidad de ser estafados gracias a nuestra tendencia natural de acallar nuestra percepción de riesgo ante la promesa de jugosas ganancias. Si es demasiado bueno para ser verdad, si no requiere ningún esfuerzo, si tu tía abuela (o cualquier otra persona de cuya sapiencia financiera dudes) ya aprovechó esa oferta y si no te pueden explicar con manzanitas la relación riesgo-beneficio de cualquier oportunidad de inversión, es momento de sacar tus “antenitas de vinil” y contárselo a quien más confianza le tengas.
  3. No detengas tus planes. Las crisis vienen y van y tenemos que aprender a sortearlas. Sí estás a punto de iniciar una maestría, emprender el viaje de tus sueños o comprar una casa y para hacerlo has aprendido a llevar un presupuesto, ahorrar, controlar tus gastos y analizado las mejores opciones para llevarlo a cabo, adelante. Unas finanzas bajo control pueden resistir los embates de la tormenta. Las tasas de crédito hipotecario son las mejores que hemos tenido en los últimos 20 años, si aumentan tú ya habrás contratado tu crédito a una tasa favorable y si disminuyen siempre habrá posibilidad de renegociar tu crédito. La inamovilidad también es dañina en tiempos inciertos.
  4. No te asustes. Cualquiera que sea el estado de tus finanzas personales es normal que la duda y el temor hagan su esfuerzo por tomar el control de tu mente y termines gastando en medicamentos para la úlcera o el insomnio en el mejor de los casos. Habla con tu familia/amigos acerca de tus preocupaciones. Elabora una lista de las 3, 5 ó 10 cosas que te preocupan y para cada una de ellas escribe al menos dos soluciones, no importa lo locas o improbables que te parezcan. Poner las preocupaciones en “blanco y negro” es el primer paso para reconocerlas y cuando lo hemos hecho es más probable que seamos capaces de encontrar una solución en lugar de dejarlas dando vueltas en nuestra mente durante la madrugada. Ocuparse es siempre mejor que preocuparse.

Karla Bayly

Mañana 4 de Octubre de 7:00 a 8:00 pm (Hora del Centro) tendremos el Webinar: “Emprender sin quebrar en el intento”. Una hora dedicada a hablar sobre pequeñas, pero muy útiles, acciones que puedes llevar a cabo para lograr el control financiero de tu negocio ya sea que vayas comenzando o ya sea una empresa en marcha. Regístrate dando clic aquí. ¡Es gratis!

4 comments for “Los 4 “No’s” ante una posible crisis

  1. Paul
    octubre 3, 2011 at 8:36 AM

    Muy buen artículo. Sólo una cosa, el plural de “no” en español es “noes”.

    Saludos.

  2. octubre 3, 2011 at 2:41 PM

    qué buen artículo, con cosas básicas a tener en cuenta. Justo estamos empezando un negocio con mi hermana y nos servirá tener esto presente. Bonito inicio de semana 🙂

  3. diciembre 16, 2011 at 2:37 PM

    Magníficos textos, pero me temo que la tradición de navidad=regalos será más fuerte. Tu llamado al buen juicio y a la previsión se escuchará menos que el canto de la sirenas del consumismo y la mercadotecnia. Felicidades Karla, mi esposa, para mi beneplácito, es seguidora de tu blog.

Comments are closed.