¿Cómo mantener la motivación para sanear tus finanzas?

dividir una tarea grande en tareas pequeñasAl igual que cualquier cosa que valga la pena, las finanzas sanas no son resultado de soluciones express o productos milagro. Reparar las finanzas personales es más una carrera de resistencia que una de velocidad.

Es bastante normal sentirse desmotivado cuando no se puede llegar a fin de mes a pesar de tener el firme propósito de no gastar de más o cuando se observa que otras personas parecen estar en mejor situación económica, sin embargo es importante tener las anclas que nos ayuden a continuar en la carrera de forma constante.

¿Qué hacer para mantener la motivación? Recurre a pequeñas acciones que te proporcionen sensación de logro. Es más fácil mantenerse en el camino cuando se siente que se ha logrado algo (la maravilla de la gratificación a corto plazo) que cuando se esperan recompensas hasta llegar a la meta. Aquí hay algunas acciones que funcionan:

Establece una meta pequeña. Puede ser parte de un plan de mayor impacto o ser algo diferente pero haz que sea algo que te haga sentir bien: un par de zapatos, una cena elegante, un fin de semana en algún destino cercano, etc. Define fecha y monto que necesitas reunir para pagar por ese deseo.

Hay gastos que no son negociables, tales como la renta de tu casa, la escuela de tus hijos o la mensualidad de tu gimnasio. Si es algo que no estás dispuesto a cambiar (porque es una verdadera necesidad, porque no hay posibilidad de reemplazo o porque lo amas) entonces deja de pelearte con ese gasto y disfruta la tranquilidad que te da llegar a tu casa, subirte a tu auto o dejar a tus hijos en la escuela. Punto. ¿De qué sirve sufrir por algo que no estás dispuesto a cambiar?

Identifica aquello que sí es negociable. Una forma de hacerlo es, cada vez que estés a punto de abrir tu cartera, preguntarte: ¿Es verdaderamente necesario? ¿Existe una opción más económica? ¿Puedo hacerlo yo mismo? ¿Qué sucede si pospongo esta compra? Te vas a sorprender de la fuerza de estas preguntas y mucho más al comprobar que tu cartera se vacía más despacio.

Prémiate ahorrando. Si, el ahorro es un premio. Es el premio a tu disciplina y constancia. Comienza por guardar esos $10 o $20 pesos que no gastaste en algo innecesario y ponlos en la canasta de tu meta pequeña pero significativa. Hay opciones como www.cetesdirecto.com si vives en México que te permiten ahorrar desde $100 pesos lo que te permite protegerte de la inflación y ahuyenta la tentación de gastarlo en alguna otra cosa.

Muchas personas (y yo me incluyo) reportamos una sensación muy agradable al sentir que esa cantidad que puede ser risible para grandes inversionistas es nuestra y podemos disponer de ella cuando la ocasión lo amerite. La sensación se compara a terminar una rutina de ejercicio sin sentir que te desmayas, volver a entrar en tus jeans favoritos o recibir la sonrisa de alguien que te gusta. ¿El común denominador? Al resto del mundo podrá importarle un pepino, pero la sensación de logro es tuya y nadie te la puede quitar.

Comerse un elefante es una labor titánica, pero si se hace pedazo por pedazo disfrutando cada parte del proceso se convierte en un hábito.

Como especialista en el tema de finanzas personales muchas veces desearía tener grandes cuentas en valores, propiedades y vacaciones de ensueño pero sé que los resultados son poco a poco. Tomando decisiones en el día a día, controlando los impulsos por gastar y disfrutando las cosas en las que sí gasto me dan la paz mental y la motivación para llegar a la gran meta de estabilidad financiera en el futuro. El control de mi dinero es mío y no de mis clientes, vecinos ni (mucho menos) del gobierno. Si yo puedo hacerlo ¿por qué no podrías hacerlo tú?

Karla Bayly

1 comment for “¿Cómo mantener la motivación para sanear tus finanzas?

  1. Byqui
    junio 7, 2012 at 6:04 PM

    Yo contaba con 4 tarjetas de credito, afortunadamente siempre las he manejado bien, pero aun asi me di cuenta de que no necesitaba tantas, asi que decidi quedarme solo con dos y tome la determinacion de liquidar las otras 2 para asi cancelarlas, y la satisfacción de lograr esa meta fue mucho mayor que si hubiera comprado algun articulo de lujo y mi mayor motivacion para mantenerme al corriente es nada mas y nada menos que mi paz y tranquilidad, que mas lujo que ese.

Comments are closed.