Engaños de tu cerebro: ¿Menor plazo o mensualidad más baja?

Está demostrado. El centro de placer de nuestro cerebro es una de la mayores amenazas para nuestras finanzas pues, invariablemente, nos empuja a elegir la gratificación inmediata sobre las recompensas a largo plazo ¿Ejemplos? Viaja hoy una semana al Caribe y mantente encerrado los siguientes cuatro años mientras pagas la meses sin intereses de tu vacación, invita hoy esta cena a todos tus amigos y sufre el resto de la quincena para pagar renta y gasolina. Algunos errores de este tipo afectan momentáneamente a tu presupuesto, otros, como la forma de pagar tu hipoteca, pueden resultar muy costosos.

Supongamos que llevas cinco años pagando la hipoteca de tu casa cuando (ya era hora) recibes la herencia inesperada de tu tía Anacleta. Tú, una persona sumamente sensata en el manejo de su dinero (¿quién más estaría leyendo esta columna?) sabes que la mejor forma de utilizar un dinero extra es adelantar pagos a tu hipoteca, pues pocas inversiones pueden superar la tasa de tu crédito hipotecario, así que te diriges al banco y cuando estás extendiendo el cheque en ventanilla, tu amable ejecutivo te pregunta: ¿Desea disminuir el monto de su mensualidad o el plazo de su crédito?

Tu cerebro, traicionero como suele serlo, te susurra al oído “si pagas menos todos los meses entonces te alcanza para pagar la mensualidad del gimnasio, y ¡vaya que lo necesitas! Después de todo, ya habías firmado a 20 años ¿no es así?”

Antes de optar por la gratificación inmediata: Pagar una mensualidad “más barata”, tal vez te convenga saber que siempre es más inteligente deber dinero durante menos tiempo ¿la razón? ¡Los intereses y las comisiones! Recuerda que los intereses son, durante al menos la mitad de la vida del crédito el mayor componente de tu mensualidad. Mientras más rápido pagues tu crédito, menor cantidad de intereses estarás pagando, aunque una mensualidad mas pequeña pudiera sugerir lo contrario. Mira estos dos ejemplos, el costo total de un crédito durante ocho años y uno a 10 años.

Crédito por $1,000,000, tasa 10% a 8 años
Año  Saldo Inicial  Intereses  Principal  Pago Total  Saldo Final
1  1,000,000  100,000  87,444  187,444  912,556
2  912,556  91,256  96,188  187,444  816,368
3  816,368  81,637  105,807  187,444  710,560
4  710,560  71,056  116,388  187,444  594,172
5  594,172  59,417  128,027  187,444  466,146
6  466,146  46,615  140,829  187,444  325,316
7  325,316  32,532  154,912  187,444  170,404
8  170,404  17,040  170,404  187,444
 Suma  499,552  1,000,000  1,499,552

 

Crédito por $1,000,000, tasa 10% a 10 años
Año  Saldo Inicial  Intereses  Principal  Pago Total  Saldo Final
1  1,000,000  100,000  62,745  162,745  937,255
2  937,255  93,725  69,020  162,745  868,235
3  868,235  86,823  75,922  162,745  792,313
4  792,313  79,231  83,514  162,745  708,799
5  708,799  70,880  91,866  162,745  616,933
6  616,933  61,693  101,052  162,745  515,881
7  515,881  51,588  111,157  162,745  404,724
8  404,724  40,472  122,273  162,745  282,451
9  282,451  28,245  134,500  162,745  147,950
10  147,950  14,795  147,950  162,745  –
 Suma  627,454  1,000,000  1,627,454

*Nota: Este es un ejemplo ilustrativo y no corresponde a la oferta específica de ningún banco. No considera comisiones ni pago de seguros.

¿Cuándo te conviene optar por disminuir tu mensualidad respetando el plazo del crédito? Cuando tus ingresos han disminuido o no tienes la certeza de poder conservarlos en el futuro. Aunque especulo que si has logrado reunir la cantidad suficiente para realizar un pago adelantado tal vez ése no sea tu caso. De hecho, tu bolsillo ya está acostumbrado a una mensualidad mayor y hasta ahora eso no ha representado problemas.

La recompensa a largo plazo es el ahorro en el pago total de tu crédito, no olvides que junto con los intereses y la amortización a capital también estás pagando seguros, comisiones y cuotas de administración, mientras más rápido pagues tu crédito menos tiempo estarás pagando estas cuotas y, entonces sí, podrás dedicar ese dinero a los placeres inmediatos que tu cerebro te indique.

Recuerda, toma el control de tu dinero antes de que otros lo hagan por ti.

Para saber más sobre el beneficio de adelantar pagos a tu hipoteca visita:

¿Cómo acelero mi hipoteca?

Karla Bayly