Cuídate del síndrome de macho alfa

Macho alfa conquista¿Te has preguntado por qué gastas de más cuando tus posibilidades de conquista disminuyen?

Sales con tus amigos el viernes por la noche y, a pesar de lo lleno del lugar han conseguido una mesa. Entre la multitud descubren a un grupo de chicas de nada mal ver ¿la forma de atraerlas? Ordenar una botella costosa (que no es lo que a ti te gusta beber) e invitarlas a compartirla con ustedes.

O también, después de varios intentos por fin lograste que la posible mujer de tus sueños acepte salir a cenar contigo. Consideras demasiado ordinario invitarla al cine y quizá cenar pizza (a lo cual tendrá que acostumbrarse en caso de que inicien una relación) y, en lugar de ello, la llevas a un lugar caro que no solo quebrará tu presupuesto sino que te presentará como un candidato más interesante.

Los científicos han demostrado que, ante la mayoría de número entre machos y hembras en una manada, éstos cambian patrones de comportamiento volviéndose más agresivos entre sí en vías de lograr el éxito reproductivo. Cuando abunda el número de hembras, los machos tienden a comportarse de forma más pasiva. A pesar de la brecha evolutiva, los seres humanos también exhiben cambios de comportamiento ante la desigualdad distributiva entre géneros.

Se ha comprobado históricamente que, en sociedades donde el número de mujeres sobrepasa al número de hombres existe una menor tasa de matrimonios y un mayor número de hijos nacidos fuera del matrimonio mientras que en lugares donde disminuye el número de mujeres, aumenta la tasa de matrimonios y el involucramiento masculino en el cuidado de los hijos.

Un nuevo estudio , publicado por la Asociación Americana de Psicología (APA por sus siglas en Inglés) sugiere que existen evidencia de que estos cambios de comportamiento también se dan en el ámbito económico. Estudiando poblaciones con cultura y costumbres similares así como condiciones económicas comparables pero con diferencia de número entre la población hombre y mujeres encontraron que los hombres tienden a cambiar patrones en sus hábitos de gasto.

El estudio demostró que, ante la mayoría de población masculina en una comunidad, los varones estadounidenses tienden a priorizar las recompensas inmediatas lo cual se mide en un mayor nivel de gasto y endeudamiento así como disminución en los niveles de ahorro. Por el contrario, en China, ante las mismas condiciones demográficas el hombre incrementa su nivel de ahorro ¿la razón? Culturalmente el estadounidense (influido probablemente por décadas de publicidad) utiliza como táctica de conquista su capacidad de generar y gastar dinero mientras que los chinos, cuya cultura obliga a pagar un precio por una novia, deben ahorrar la mayor cantidad posible para acceder a la pareja elegida.

Aunque culturalmente seamos más parecidos a los estadounidenses que a los chinos, tal vez te conviene aprender a proteger tu cartera del síndrome del macho alfa y puedas convencerte de que una buena cuenta de inversión puede llegar a convertirse en un gran instrumento de conquista.

Karla Bayly

1 “The Financial Consequences of Too Many Men: Sex Ratio Effects on Saving, Borrowing, and Spending”. V. Griskevicius, J.M. Tybur, J.M. Ackerman, A.W. Delton, T. E. Robertson, y A.E. White, http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3302970/?tool=pubmed

Este texto es una de mis colaboraciones como columnista decomo la revista Dinero Inteligente de Grupo Expansión. Prohibida su reproducción total o parcial.